Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàstic llega a un acuerdo con el Elche por el pago de 1,2 millones

El club grana había denunciado a la entidad ilicitana por el impago del traspaso de Garry Mendes Rodrigues
Whatsapp
a LFP da la bienvenida al Nàstic. foto: Fernando Losfablos (LFP)

a LFP da la bienvenida al Nàstic. foto: Fernando Losfablos (LFP)

Garry Mendes Rodrigues nunca ha vestido la camiseta del Nàstic, pero ha dejado en las arcas del club grana 1,2 millones de euros. Esa es la cantidad que la entidad tarraconense le reclamaba al Elche después de acordar el verano pasado el traspaso del delantero caboverdiano al conjuno franjiverde.

Garry Rodrigues fichó por el Nàstic procedente del Levski de Sofia en invierno del 2014. Pagó 200.000 euros en una operación auspiciada por Promoesport –accionista del club grana– para que el futbolista pudiera jugar en el Elche, a pesar de la prohibición que impedía al club ilicitano adquirir jugadores. El delantero africano fue inscrito en la LFP como jugador del conjunto franjiverde, cedido por el Nàstic.

El verano pasado, el Elche decidió fichar al jugador, levantada la suspensión, y acordó con la entidad tarraconense el traspaso por un valor alrededor de los 1,2 millones de euros. Sin embargo, los problemas económicos de los alicantinos, que les han llevado a perder la categoría y descender a Segunda división, habían impedido el pago, hasta que el Nàstic decidió denunciar el caso.

El requerimiento de la entidad grana finalizaba el pasado martes y sobre el Elche pendía un nuevo descenso administrativo. Sin embargo, ambas entidades llegaron a un acuerdo para aplazar la deuda y el Nàstic retiró la denuncia. No era la única que debe hacer frente el club ilicitano. El defensa Lombán también recurrió a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para exigir el pago de unas cantidades que se le adeudan.

El nuevo consejo de Administración del Elche, encabezado por Juan Anguix, que asumió a finales de abril las riendas del club, ha tratado de hacer frente a las deudas de la entidad con diligencia. No solo lo ha hecho con el Nàstic, también con la plantilla del Elche Ilicitano, el filial, a la que debía 200.000 euros, para evitar el descenso a Regional Preferente –ya descendió a Tercera en el campo–.

Asimismo, iniciaron las negociaciones con Hacienda para solventar la deuda inaplazable de 3,6 millones, aunque la LFP decidió descender al equipo a Segunda división. Ahora, el Elche espera que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) le dé la razón y recupere su plaza en la Primera división.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También