Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàstic luce pegada ante el Zaragoza (2-1)

El Nou Estadi se lo pasó en grande con la victoria de su equipo. El agua suspendió la presentación de la plantilla pero no el buen partido de los de Carreras

Jaume Aparicio

Whatsapp
La plantilla posa con el trofe Ciutat de Tarragona, conseguido tras derrotar al Zaragoza. Foto: Pere Ferré

La plantilla posa con el trofe Ciutat de Tarragona, conseguido tras derrotar al Zaragoza. Foto: Pere Ferré

Cada partido gusta más el Nàstic de Lluís Carreras. Un equipo ordenado y serio en defensa con una extraordinaria pegada. Eso es lo que necesita la Segunda división. Golpeó con precisión en dos ocasiones y se llevó el IX Trofeo Ciutat de Tarragona pasado por agua. 

Maikel Mesa demostró su potencial goleador. Sin su socio Tejera, conectó con el otro canario del equipo, Omar Perdomo. La nueva estrella del Nou Estadi. 

La lluvia afeó la presentación. Obligó a suspender los actos previos –a excepción del vídeo que se proyectó por el marcador– y lastró los primeros minutos de juego. Al menos, los aficionados de Preferente y Gol Sud –Gol Nord estaba cerrado por obras– pudieron acomodarse en Tribuna, bajo cubierto, ya que el club permitió la entrada a esta zona a todos los aficionados. 

El once de Carreras olía a equipo titular. La formación de partida que debutará ante el Almería en unos diez días no distará mucho del que arrancó ante el Zaragoza. 

Mientras no llega ese mediocentro –vuelve a sonar Luismi–, nadie mejor para ocupar esa pieza de pivote tan elemental que Xavi Molina.Cien Xavis en mi equipo. Háblenme de errores y yo les responderé con valores. Ganan más partidos. Se lo aseguro.

Djetei fue el más aplicado de la defensa. Volvió a repetir pareja con Perone y aunque sufrieron para frenar el ataque zaragocista se confirmaron como dueto de éxito. El crecimiento del camerunés sigue imparable. Fuerte, veloz y polivalente. Adaptado a la demarcación de central diestro cuando el sistema pasa a la línea de tres centrales y dos carrileros.

El entrenador del Nàstic recolocó a su equipo con ese dibujo táctico (1-3-4-1-2) a la media hora de juego. El Zaragoza había avisado con un disparo de Pombo y otro del delantero Borja Iglesias que Dimitrievski despejó de puños. 

El movimiento cumplió con su cometido. El Zaragoza perdió control y el Nàstic hizo sus primeras incursiones en el área visitante. El equipo ataca rápido. Con pocos toques. Los jugadores se mueven en coro y el rival ni siquiera tiene tiempo de prepararse. Tampoco pueden preveer por dónde va a ir el golpe. Con dos hombres abiertos en bandas y otros tantos corriendo en diagonal, resulta difícil tapar tantos frentes. 

Faltaban cinco minutos cuando una caricia sutil de Manu Barreiro dejaba a Juan Delgado en clara ventaja ante la defensa zaragocista. El chileno se internó en el área y centró al segundo palo para que Maikel Mesa empujara el balón a la red.

El segundo tiempo comenzó mal para el Nàstic. A los cinco minutos, Suzuki comete penalti y Djetei tuvo que ser sustituído por molestias físicas. Borja Iglesias transformó la pena máxima.

Entró Kakabadze y mientras Carreras reordenaba al equipo –manteniendo a los tres centrales con el georgiano en la derecha– Papu mandó el balón al palo derecho del arco de ‘Dimi’.

La pegada del Nàstic volvió a resurgir seis minutos después. Otra vez, Maikel Mesa. Centro de Omar Perdomo y el mediocentro tinerfeño que remata de cabeza al fondo de la red. Una conexión canaria que tiene una pinta exquisita.

Perdomo sigue ganándose al Nou Estadi a base de detalles técnicos y efectivos. Sus movimientos son latigazos a la cadera del defensa. O la tiene de goma y flexible o las pasará canutas para frenar al extremo canario. Es una delicia de jugador y se llevó un de las mejores ovaciones de la noche a su salida.

Hubo errores a pulir. Las pérdidas en el centro del campo fruto del fútbol que quiere practicar Carreras. El estilo posicional requiere un nivel de automatismos casi perfectos para funcionar y todavía quedan tuercas por encajar.

Maikel Mesa fue el autor de los dos goles del Nàstic


El carrusel de cambios habitual fue desvirtuó el choque. Valió la pena volver a ver a Toquero en el Nou Estadi. El delantero vasco es uno de los grandes fichajes del Zaragoza este verano.

Debutó Tete Morente, al que el Nou Estadi tenía ganas de ver.  Tantas como de pitar a los dos exrojinegros que se han ido a Zaragoza con Natxo González: Alberto Benito y Ángel Martínez.

Algunos futbolistas del Zaragoza perdieron los estribos. Tanto como para que Leto viera la roja. Y eso que llevaba unos dos minutos sobre el campo. Un nuevo triunfo y una imagen sensacional.

Temas

Comentarios

Lea También