Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàstic se vuelve imbatible en el Nou Estadi

El conjunto grana acumula tres partidos consecutivos sin encajar, ante el Lugo, el Valladolid y el Numancia

Juanfran Moreno

Whatsapp
Fali y Arzo han liderado la reacción defensiva grana. Foto: Pere Ferré

Fali y Arzo han liderado la reacción defensiva grana. Foto: Pere Ferré

El Nàstic ha alcanzado la plenitud a nivel defensivo en el Nou Estadi. Como local, el conjunto grana ha tenido una mejora tremenda. Tanto a nivel de tangibles como de sensaciones. De hecho, en los últimos tres partidos como local, el equipo tarraconense no ha recibido ni un solo gol; o lo que es lo mismo, acumula más de 270 minutos sin encajar. Además, contando los partidos también de fuera de casa, solo es un gol, el recibido ante el Oviedo, el que ha encajado el conjunto grana en los últimos cuatro partidos.
 
Las claves de esta mejora están en la confianza de los jugadores y la pequeña variante táctica que ha incrustado Nano. El equipo grana ya no sale a ser protagonista con el balón de manera exagerada, hecho que provocaba que los espacios a la espalda de la defensa fueran mucho más significantes. 

Ahora, el Nàstic es un equipo al que no le atemoriza la idea de replegar y buscar la contra pese a jugar de local. Ha entendido que así es la forma en la que se siente más seguro y con la que ha conseguido sumar la mayoría de los puntos esta temporada, sobre todo fuera de casa donde la tesitura de los encuentros suele obligar a atrincherarse. 

Con esta colocación sobre el terreno de juego, el conjunto grana defiende más junto y las grietas en defensa no suelen aparecer. Tampoco hay que olvidar que hay una serie de nombres propios que son de extremada influencia en esta dinámica positiva en fase defensiva. Fali ha dotado a la medular de una mayor agresividad e intensidad, siendo un auténtico apagafuegos en esas pelotas que se pierden en el centro del campo y que pueden tener consecuencias demoledoras. 

En el centro de la zaga, Julio Pleguezuelo y César Arzo han aumentado el nivel. Ni Bruno Perone ni Daisuke Suzuki habían completado una buena primera parte de la temporada y eso desembocó en que el primero se marchara traspasado al Zaragoza en el mercado de invierno y el segundo haya pasado a tener un papel totalmente secundario. Solo la acumulación de bajas le ha permitido tener la posibilidad de jugar. 
Lo cierto es que tanto Pleguezuelo como Arzo han rendido de manera óptima cuando las lesiones se lo han permitido. A su lado, Xavi Molina ha aumentado sus prestaciones y se encuentra en un momento de forma espectacular. 

La realidad es que la fiabilidad defensiva era una de los aspectos que Nano Rivas remarcó a la hora de reforzar en su llegada al banquillo. El tiempo parece que le está dando la razón. El Nàstic acecha la permanencia gracias a la solidez defensiva.

Temas

Comentarios

Lea También