Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàstic tendrá un campo de entrenamiento la próxima temporada

El presidente del club, Josep Maria Andreu, reconoce que la falta de una Ciudad Deportiva ha perjudicado el rendimiento del equipo

Diari de Tarragona

Whatsapp

Desde que abandonaron el campo de entrenamiento de Camp Clar, en marzo de 2015, el Nàstic anda huérfano de campo de entrenamiento propio. Un problema que el club quiere resolver en los próximos meses.El presidente Josep Maria Andreu ha reconocido este lunes en los micrófonos de Tarragona Ràdio que la falta de una Ciudad Deportiva o un campo más grande ha "perjudicado y mucho al equipo". 

El presidente ha señalado que de cara a la próxima temporada espera "resolver la falta de un espacio adecuado para poder entrenar". Andreu se refería a los terrenos de Camp Clar, donde se ubica la Anella Mediterránea de los Juegos Mediterráneos 2018. El acuerdo con el Ayuntamiento contempla que tras la celebración de la competición se construya una Ciudad Deportiva para el Nàstic.

El equipo suele entrenarse en el Anexo del Nou Estadi. Una solución claramente insuficiente ya que no reune, ni de lejos, las condiciones óptimas para ejercitar todos los aspectos tácticos que requiere un equipo de fútbol profesional. Por no hablar del estado del césped. Por mucho que se esfuercen los responsables del verde, de la empresa RoyalVerd, la superficie tanto del Nou Estadi como del Anexo sufre problemas constantemente que obligan al equipo a buscar alternativas para llevar a cabo la preparación de los partidos. 

El cuerpo técnico se ve obligado a hacer un encaje de bolillos para cuadrar la planificación semanal con la disponibilidad de los campos de entrenamiento. Esta temporada el equipo se ha ejercitado en el CAR de Sant Cugat, el Complex Esportiu Futbol Salou, Ascó e incluso el campo Municipal de La Pobla de Mafumet, de césped artificial. 

A los problemas de desplazamiento se suman también una propensión mayor de los futbolistas a lesionarse por los cambios de terreno. 

Los responsables deportivos han incidido desde hace tiempo en la necesidad de encontrar una solución. Destinar parte del presupuesto para paliar ese inconveniente y construir un campo de entrenamiento adecuado a las necesidades. 

Temas

Comentarios

Lea También