Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

El Nàstic tiene un puzzle de fichas

El Nàstic, en estos momentos, solo tiene disponible una ficha para un jugador ‘veterano’, además de otras dos para jugadores sub-23

Juanfran Moreno

Whatsapp
La llegada de otro delantero obligaría al Nàstic a darle salida a un jugador si quiere inscribir a Gerard Oliva. FOTO: Nàstic

La llegada de otro delantero obligaría al Nàstic a darle salida a un jugador si quiere inscribir a Gerard Oliva. FOTO: Nàstic

El Nàstic dispone en estos momentos de tres huecos libres para su plantilla si se tiene en cuenta la hoja de ruta marcada por la dirección deportiva. Una de ellas es para un jugador mayor de 23 años y las otras dos son para futbolistas sub-23. 
Este contexto provoca que las altas que va a realizar el club grana de aquí a final de verano vayan a ser milimetradas. En todo caso, es evidente que la situación de las fichas se va a tener que resolver con esmero y teniendo en cuenta que hay varios casos propios que van a resultar clave en este complicado proceso.

Hay que recordar que ni Elvir Maloku ni Rodrigo Cuenca van a ser inscritos en la primera plantilla del Nàstic, ya que entonces sí que sería matemáticamente posible cuadrar el número de jugadores federados. Además, Ignacio Abeledo ha ofrecido un buen rendimiento y una buena disposición durante toda la pretemporada, pero lo cierto es que tiene complicado seguir en la plantilla ante el número de fichas de las que dispone la entidad.

Con todos estos factores en la ecuación, el Nàstic tiene en estos momentos 15 fichas ocupadas de jugadores mayores de 23 años cuando el tope son 16. En otras palabras, solo queda una ficha libre. Un hueco que ocupará el delantero que sigue peinando la dirección deportiva en el mercado, pero que sigue sin llegar. Con su llegada, ya no habría más fichas disponibles, salvo que se produjera alguna salida.

Gerard Oliva, nombre clave

Lo cierto es que hay un nombre propio que aparece en esta tesitura y es el de Gerard Oliva. El delantero de Riudecanyes lleva desde el primer día de pretemporada con el Nàstic, pero no se ha podido testar en un partido de pretemporada por unas molestias que le han tenido varias semanas de baja. 

Ahora se encuentra ya casi recuperado, pero lo cierto es que solo queda un amistoso en el horizonte que será mañana a las ante el Valencia Mestalla (19.00 horas). 

En caso de que la entidad tarraconense decida quedarse con Gerard Oliva y consiga cerrar la llegada del otro delantero, al conjunto grana le sobraría una ficha. 

Esto provocaría que algún jugador de la plantilla tendría que hacer las maletas y lo cierto es que no hay demasiados nombres a los que apuntar. El defensa Momo Djetei, sin la confianza de Xavi Bartolo, podría ser una posibilidad, aunque el equipo grana tiene claro que no va a regalar al jugador. 

Sin embargo, la problemática de las fichas obligaría prácticamente a ello. De todas formas, el fichaje de Gerard Oliva todavía sigue en plena fase de estudio, ya que todavía se tienen muchas dudas sobre si darle ficha o no. 
A nivel de fichas sub-23, son dos las que el conjunto grana tiene disponibles todavía. En estos momentos son cuatro los jugadores sub-23 (Cheick Sarr, Pol Valentín, Viti y Joel Lasso) y el tope son seis. Hay que recalcar que ni Pol Ballesteros ni Brugui son sub-23 pese a tener 22 años en estos momento. 

La normativa establece que son sub-23 los que el próximo 1 de enero del 2020 menos de 23 primaveras. Pol Ballesteros y Brugui cumplen los 23 en noviembre, por lo que ocupan ficha de ‘veteranos’. 

Esto va a provocar que la figura que llegue al Nàstic para darle mayor competencia a la medular va a ser menor de 23 años y además lo hará en calidad de cedido. La primera opción es Ferran Sarsanedas, pero el conjunto grana sigue esperando a que el Barça B termina de definir su plantilla que todavía se encuentra expuesta a muchos cambios. Por lo tanto, el conjunto grana también tiene otras opciones sobre la mesa, por si la alternativa azulgrana termina fallando. 

Salvo sorpresa la última ficha sub-23 no será ocupada. Solo una ganga de última hora en el mercado abriría las puertas a ello. 
Cuatro de la Pobla

En otra situación se encuentran cuatro futbolistas que también han ido participando a lo largo de la pretemporada con el Nàstic. Jorge Carreón, Pol Prats, Sergi Cardona y Roger Figueras son todos sub-23, pero no ocupan plaza en el primer equipo, ya que son futbolistas con ficha en la Pobla, pero con los que Xavi Bartolo tiene previsto contar cuando crea oportuno. 
El mercado se cierra el 2 de septiembre a las 18.00 horas. Una fecha a la que el Nàstic quiere llegar con los deberes hechos. No será fácil puesto que todavía hay que terminar de rematar tanto la operación llegada como la operación entrada. Eso sí, siempre teniendo claro que el margen de fichas no es demasiado amplio, por lo que toda operación se hará al dedillo. 

Temas

Comentarios

Lea También