Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Remo

El Nàutic de Tarragona homenajea a sus remeros históricos

Remo. En el acto se reencontraron antiguos compañeros y amigos que levantaron la sección del club

Alex Saltó

Whatsapp
Los remeros homenajeados junto a la junta del Reial Club Nàutic de Tarragona. FOTO: Siscu Fernández

Los remeros homenajeados junto a la junta del Reial Club Nàutic de Tarragona. FOTO: Siscu Fernández

«¿Cómo pueden divertirse remando esos chiflados?», se preguntaban en 1878 los pescadores de Tarragona cuando unos jóvenes vieron en el remo una función lúdica. De ahí nació el nombre con el que se conoce el Reial Club Nàutic de Tarragona, los ‘xiflats’, el club deportivo más antiguo de la ciudad. Y a partir de esa idea, loca por aquel entonces, el club no ha dejado de crecer. 

En la actualidad, el Nàutic vive un gran momento de salud. La mejor manera de relanzar la sección más importante del Reial Club Nàutic de Tarragona ha sido la figura de Andrea Mazzanti. La destacada remera se convirtió hace escasos meses en la nueva y primera presidenta del club. Uno de los grandes objetivos de Mazzanti y la nueva junta era recuperar el espíritu de pertenencia a la entidad. Para lograrlo es esencial conocer de dónde proviene el club y quiénes fueron los pioneros del mismo. Para ello se organizó ayer en el mismo Nàutic un encuentro entre remeros históricos del club para homenajearlos. En el acto se les entregó un distintivo a cada uno y se destapó una placa conmemorativa que decía: «En homenatge als nostres Xiflats remeres i remeres que al llarg de la història han representat al Reial Club Nàutic de Tarragona». Una placa que la presidenta, Andrea Mazzanti, dejó inaugurar a los hermanos Perelló, Manel y Joan Pere, ambos componentes emblemáticos del club. Manel, que remó desde los los 13 años hasta que tuvo que asistir a la mili, explica que guarda «un recuerdo inolvidable de aquella época. Además de que nos lo pásabamos genial, siempre he dicho que el remo me hizo ser mejor persona. Todos lo pensamos».

Tras la inauguración, un brindis con cava prosiguió la jornada en una de las salas con una carga histórica más importante del club, ya que en ella están colgados retratos de todos los presidentes que ha tenido el Nàutic a lo largo de su historia. Prácticamente todos, mejor dicho. Destaca la falta de uno de ellos, Joan Gil, que ejemplifica a la perfección la nueva dirección que ha tomado el club. «No quise que colgaran mi foto aquí, me da cosa verme rodeada de toda esta gente que ha sido tan importante para mí, son casi santos». El que fuera presidente del club durante 10 años presidente, hasta 2014, fue uno de los principales artífices del relanzamiento a principios de siglo del remo dentro del club cuando esta se perdió muchos miembros. «Durante una época se murió el remo», reconoce la presidenta Mazzanti, «pero gracias a gente como él hemos podido llegar al gran momento por el que pasa la sección, con alrededor de 300 miembros».

Otro de los ártifices del homenaje fue Andreu Garcia, portavoz de los remeros del club. Andreu ha pasado toda su vida ligada al club. «Empecé con ocho años y aquí sigo, aunque acabé con 52 años, cuando ya hacía de entrenador, y me siento muy orgulloso de como hemos crecido». Para el portavoz de los remeros también ha sido vital la entrada de la nueva junta para la salud de la sección. «Han sido las causantes de que se haya rehecho». Además, el portavoz de los remeros valora el hecho de que «las nuevas adquieran los valores que se han forjado en las anteriores generaciones». El acto se cerró con una comida entre todos los presentes.

Temas

Comentarios

Lea También