Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Prat y el Andorra pescan en Tarragona

Arjona y Oribe fichan por el recién ascendido a Segunda B y Palanca e Iker Goujón se marchan al conjunto propiedad de Piqué

Juanfran Moreno

Whatsapp
Miguel Palanca en un partido en el Nou Estadi frente al Numancia. FOTO: Alba Mariné

Miguel Palanca en un partido en el Nou Estadi frente al Numancia. FOTO: Alba Mariné

El fútbol tarraconense hace tiempo que puede presumir de nivel. Cierto es que el último año no fue demasiado positivo a nivel colectivo, ya que CF Reus, Nàstic y Ascó descendieron de categoría, pero es evidente que a nivel individual el talento sigue apareciendo con continuidad. Una prueba de ello, es que durante este mercado de verano, proyectos tan ambiciosos como el del Prat en Segunda División o el Andorra de Gerard Piqué en Tercera División no han dudado en apostar por futbolistas de la provincia para sus plantillas.

En el caso del Prat, el conjunto potablava ha cerrado este verano la llegada de los dos talentos más firmes del CF Reus B la temporada pasada. Primero fue Adrià Arjona quien decidió aceptar del nuevo equipo de Segunda División B y el lunes Jordi Oribe fue anunciado como nuevo futbolista del conjunto blanquiazul.

No serán los únicos futbolistas de la provincia que estarán en el proyecto potablava esta temporada. De la plantilla que consiguió el ascenso se mantienen Dani Argilaga y Andreu Guiu. Además, allí también estarán dos jugadores que han pasado por la cantera del Nàstic como son Moha Chabboura, delantero que estuvo en la Pobla hasta el mercado de invierno de la temporada pasada, y Faysal Chouaib, ariete que el pasado curso estuvo en el Juvenil A del Nàstic de Dani Vidal.

Por otro lado, el FC Andorra del que es propietario Gerard Piqué también ha apostado por dos futbolistas de la provincia. Miguel Palanca, que jugó los últimos seis meses en el Nàstic, e Iker Goujón que era la promesa más ilusionante de la cantera rojinegra. De hecho, ya había debutado con el primer equipo y había tenido muchos minutos en el filial a pesar de sus 19 años.  

Temas

Comentarios

Lea También