Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Real Madrid se presenta en Cardiff como máximo goleador y en pleno récord

EFE

Whatsapp
Imagen del técnico del Real Madrid esta semana. Foto: EFE

Imagen del técnico del Real Madrid esta semana. Foto: EFE

El Real Madrid se presenta en la final de la Liga de Campeones, como el equipo más goleador de la competición, con 32 tantos en doce partidos, en pleno récord histórico de encuentros marcando, 64, y con una sola derrota, la cosechada en la vuelta de semifinales en el Calderón.

Fue el día que cerró su mejor racha sin perder en la Liga de Campeones, con quince partidos consecutivos, en un encuentro que llegaba condicionado por el duelo de ida de las semifinales, cuando el Real Madrid golpeó con fuerza al Atlético de Madrid en el estadio Santiago Bernabéu (3-0).

El cuadro merengue busca convertirse en el primer equipo que defiende la corona con éxito

Solo una debacle le dejaba fuera de la gran cita de Cardiff y cuando se vio en las cuerdas encajando dos goles en la primera parte, apareció la magia del francés Karim Benzema con una jugada que pasa a la historia, al marcharse de tres rivales en un palmo, pegado a línea de fondo, y crear la jugada en la que Isco puso la guinda a su gran partido (2-1).

Era la primera derrota en trece meses en competición europea. El Real Madrid no salía derrotado desde un 2-0 contra el Wolfsburgo el 6 de abril de 2106, en una eliminatoria que remontó en el Santiago Bernabéu. Lo ocurrido en el Calderón no impedía la tercera presencia en la final de 'Champions' en las cuatro últimas ediciones.Tendrá la oportunidad el equipo de Zinedine Zidane de escribir historia si vence a la Juventus y se convierte en el primer equipo que defiende la corona con éxito. Es el quinto vigente campeón que regresa a la final un año después.

En su camino a la final, esta temporada tuvo mayor irregularidad en la fase de grupos, en la que terminó segundo clasificado, pero con sorteos que le dejaron siempre rivales duros en las eliminatorias, el vigente campeón de Europa sacó su potencial.

Comenzó el curso alejado de su nivel el portugués Cristiano Ronaldo, que se reencontraba con el equipo que le lanzó a la elite, un Sporting de Portugal contra el que iniciaba la competición el Real Madrid con un 2-1 ajustado en el Bernabéu. El empate en Alemania ante el Dortmund (2-2), avisaba de que el duelo por el liderato sería duro.

Se decidió en el duelo de vuelta hasta el que el Real Madrid vapuleó al modesto Legia (5-1), contra el que dejó uno de los peores partidos que se le recuerda esta temporada. Su amplia ventaja en el marcador la dejó escapar por una relajación que le costó puntos y al final el liderato (3-3). Porque tras vencer al Sporting en Lisboa (1-2), con buena dosis de sufrimiento final, el pulso con el Dortmund acabó en un nuevo empate (2-2), que condenaba a los de Zidane a la segunda plaza del grupo con 12 puntos de 18 posibles.

Los jugadores del Real Madrid, en un entrenamiento de esta semana. Foto: EFE

Llegaba el emparejamiento de octavos ante un Nápoles valiente y vertical. El 3-1 de la ida con tantos de Benzema, Kroos y Casemiro lo dejaban encarrilado. El infierno de San Paolo se silenciaba con goles en la vuelta. Un nuevo 3-1 en favor madridista y pase a cuartos de final.

Curiosamente sin ningún tanto de Cristiano en la eliminatoria, que firmaba su 'Champions' menos goleadora, con dos dianas, pero la de más pases de gol con cinco asistencias que le convertían en el segundo jugador que más asistía tras Neymar.

A la hora de la verdad el portugués mostró su dimensión. Llegaba el clásico de Europa ante el Bayern y un doblete en el Allianz Arena para tomar ventaja (1-2). Se sufría en el Bernabéu pero en la prórroga de nuevo Cristiano era decisivo ante un rival en inferioridad. Su triplete, cinco goles en la eliminatoria, disparaba al campeón antes de un nuevo cruce, por cuarto año consecutivo, con el Atlético de Madrid.

Ocho victorias, tres empates y una derrota con 32 tantos a favor, marcando en todos los partidos, y 17 en contra

Otro triplete de Cristiano aumentaba la leyenda de bestia negra del Real Madrid sobre el Atlético y le dejaba como segundo máximo goleador a un tanto de Leo Messi al que tiene la oportunidad de superar en Cardiff.

Ocho victorias, tres empates y una derrota con 32 tantos a favor, marcando en todos los partidos, y 17 en contra, dejando su puerta a cero solo en la ida de semifinales como el principal defecto a corregir. Su poder demostrado en las eliminatorias con cinco victorias de seis partidos en un firme camino a la duodécima y la oportunidad de ser leyenda si es el primer equipo que reedita éxito.

Temas

Comentarios

Lea También