Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus B toca el cielo en Cambrils

Marcel igualó el tanto inicial del Sants (1-1) e hizo valer la ventaja lograda en la ida (1-2) del play off de ascenso a Tercera

Iván Alcalá

Whatsapp
Los futbolistas del filial rojinegro celebran el ascenso conquistado frente al Sants después de empatar 1-1 en el Estadi Municipal de Cambrils. Foto: Alfredo González

Los futbolistas del filial rojinegro celebran el ascenso conquistado frente al Sants después de empatar 1-1 en el Estadi Municipal de Cambrils. Foto: Alfredo González

Quedaban sólo 15 minutos de un partido atestado de nervio. El 0-1 que había rascado el Sants en los postres del primer tiempo ponía la eliminatoria pendiente de un hilo. Un gol llevaba a los de Barcelona a Tercera y echaba por tierra el trabajo de toda la temporada del Reus B Cambrils. Pero el filial rojinegro supo contener la tensión y manejar el reloj para golpear en el momento justo. Xavi Jaime plantó el cuero en el córner y la metió a la olla. Miranda no llegó a peinarla, pero tras él acudía Marcel a la carrera. El artillero del Reus ajustó el cabezazo al poste izquierdo. Su gol número 15 de la temporada abrió las puertas de la Tercera División.

Hasta ese momento el equipo de Lluís Albesa había hecho todo lo posible por hacer bueno el 1-2 conquistado en l’Energia. Bajo un sol de justicia, el equipo rojinegro soltó la iniciativa en manos del rival, durmió el balón mientras lo tuvo y se dedicó a desbaratar las tímidas intentonas visitantes. En ese capítulo resultó decisivo el guardameta Sillero, que desarmó hasta tres ocasiones claras de los barceloneses y mantuvo vivo a los rojinegros hasta el golpe maestro. Su primera intervención llegó a los 15 minutos, en un zapatazo cruzado de Crivillés desde la frontal que asustó a la grada pero atajó con seguridad. 

El delantero rojinegro Marcel, autor del gol del empate, trata de controlar un balón en un lance del encuentro. Foto: Alfredo González

A partir de esa acción el Sants se animó. Encerró al Reus en su campo y trataba de abrir huecos ante la sólida línea defensiva local. En una de estas Picolo volvió a activar la alarma con un testarazo venenoso a la salida de un córner que se fue fuera por bien poco. Poco después, Gaudioso volvía a probar suerte con un disparo lejano que no puso en apuros a Sillero.

En el minuto 42 encontró el cuadro rojinegro la mejor acción para adelantarse. Edgar tiró de pundonor para zafarse de dos rivales y plantarse en el balcón del área para dejarle el esférico a Lora, que chutó con toda la intención. Yamandú soltó un pie salvador y en el rechace Xavi Jaime a punto estuvo de marcar, pero el disparo cogió demasiado efecto y huyó de la escuadra.

El partido cogía una cara más amable a las puertas del descanso. Pero cuando mejor se sacudía la presión el Reus y todo el mundo empezaba a respirar, llegó el 0-1. Fue con un potente chut de Borrull desde la izquierda de Sillero que se estrelló en el poste antes de hundirse en la red. Era el minuto 44. Abonados a sufrir en la segunda mitad.

El Sants se adelantó a las puertas del descanso, pero Sillero evitó que cogiera más ventaja

No habían pasado más de 10 minutos cuando Sillero salvó de nuevo los muebles. El goleador del Sants, Sergi Navarro, recibía un balón largo y se plantaba sólo frente a él. Pero el guardameta cordobés se hizo inmenso en el uno contra uno y le aguantó estoico para despejar con el cuerpo a córner. Buena parte de este ascenso ha pasado por los guantes del cancerbero, que llama con fuerza a las puertas del primer equipo.

El Sants lo intentaba con más corazón que cabeza y la tensión se empezó a traducir en un juego más duro que llevó el encuentro a una fase de juego más trabado. Salió indemne el cuadro rojinegro, que dejaba correr el cronómetro sin apenas pisar área rival. Una acción de Vargas a 20 minutos para el final espoleó el ataque local. El lateral se apoderó de la banda diestra hasta el área y lanzó el centro para Edgar, que se llenó de gol y disparó demasiado alto cuando lo tenía todo a favor. 

Cinco minutos después llegó el gol de Marcel y la euforia en la grada del Municipal de Cambrils. El 1-1 permitía asegurarse como mínimo la prórroga si el Sants daba con la diana. Con 15 minutos de partido todavía por delante, el cuadro barcelonés se iba a desfondar en busca del gol. Pero la respuesta del Reus B Cambrils fue la justa.

Sillero volvió a lucir reflejos y salvó la mejor acción visitante en una volea de Peke. Los hombres de Albesa ataron los nervios como pudieron e incluso  gozaron de un par de llegadas aprovechando los huecos que dejó atrás el Sants. Al final, el empate sellaba el billete a Tercera. El broche de oro a una gran temporada en la que el ambicioso filial rojinegro toma un nuevo rumbo.

Temas

Comentarios

Lea También