Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus La Fira remonta en los postres y se mete en cuartos de la Liga Europea (5-4)

El conjunto rojinegro, con tres goles en los últimos cuatro minutos y un Pedro Henriques estelar, se impone a un Quévert que se puso 0-3 en el primer tiempo

Redacción

Whatsapp
Los jugadores rojinegros celebran uno de sus goles durante el encuentro disputado este sábado en el Palau d´Esports. Foto: Alfredo González

Los jugadores rojinegros celebran uno de sus goles durante el encuentro disputado este sábado en el Palau d´Esports. Foto: Alfredo González

Redacción 
Objetivo cumplido en el primer ‘matchball’. El Reus Deportiu La Fira, con tres goles en los últimos cuatro minutos, remontó un partido frenético contra el Quévert que le otorga el pase a los cuartos de la Liga Europea con dos jornadas todavía por disputar. El otro ingrediente necesario, la derrota del Sporting de Lisboa en la pista del Forte dei Marmi, abrió las puertas de la fase final. Con más sufrimiento del previsto, eso sí, los rojinegros frenaron a un crecido conjunto francés que se puso 0-3 en los primeros minutos de juego. Pedro Henriques, que atajó dos faltas directas y un penalti, resultó clave para el triunfo reusense.
El partido se puso cuesta arriba ya en los primeros lances. A los 3 minutos, la escuadra gala ya había silenciado al Palau con dos goles. Carles Rodríguez y Cirilo García se encargaron de reivindicar a la ‘Cenicienta’ del grupo con sendas dianas que trastocaban los planes de Mariotti en un inicio fulgurante. Las cosas las acabó de torcer Nedder, que anotó el 0-3 en el minuto 13.
Platero cambió la cara al partido y recortó distancias poco después, antes de que el Quévert fallara un penalti frente a Pedro Henriques que pudo cambiar el devenir del partido. El meta rojinegro, de nuevo vital para la victoria final, logró conservar el 1-3 al descanso y el parón sentó bien al Reus.
El conjunto del Baix Camp sufría para poder generar peligro en las inmediaciones del marco francés y al final sacó petróleo de las jugadas a bola parada, el mismo capítulo que le costó el choque al Quévert. Primero Casanovas anotó de penalti el 2-3 (31’). Acto seguido, el Reus alcanzaba las diez faltas, pero el cuadro bretón no pudo sacar frutos de la directa que atajó Henriques con seguridad.
El trabajo defensivo a lado y lado de la pista fue diligente y el marcador se mantuvo inamovible en un tramo de partido que se hizo eterno. El que volvió a ver puerta fue el Quévert, a través del stick de Pol Macià, que enmarañaba de nuevo las aspiraciones reusenses cuando restaban sólo 8 minutos de juego (2-4).
Pero los de Mariotti se guardaron la carta ganadora para los postres. No desesperaron cuando Raül Marín falló la directa en la décima falta visitante. El jugador reusense se desquitó enseguida anotando el 3-4 y recuperó toda la moral para que Marc Torra, con un doblete a dos minutos del 50’, diera la vuelta al marcador. 
El partido todavá reservaba otra dosis de épica con Henriques de protagonista. En el último minuto, los colegiados pitaron la falta número 15 al Reus. Fue la ocasión del Quévert de dar la campanada y sumar un punto de prestigio. Pero el meta luso se agigantó, hizo enana la portería y volvió a parar la falta directa para llevar en volandas a los suyos hasta los cuartos de final.

Objetivo cumplido en el primer ‘matchball’. El Reus Deportiu La Fira, con tres goles en los últimos cuatro minutos, remontó un partido frenético contra el Quévert que le otorga el pase a los cuartos de la Liga Europea con dos jornadas todavía por disputar. El otro ingrediente necesario, la derrota del Sporting de Lisboa en la pista del Forte dei Marmi (3-1), abrió las puertas de la fase final. Con más sufrimiento del previsto, eso sí, los rojinegros frenaron a un crecido conjunto francés que se puso 0-3 en los primeros minutos de juego. Pedro Henriques, que atajó dos faltas directas y un penalti, resultó clave para el triunfo reusense.

El partido se puso cuesta arriba ya en los primeros lances. A los 3 minutos, la escuadra gala ya había silenciado al Palau con dos goles. Carles Rodríguez y Cirilo García se encargaron de reivindicar a la ‘Cenicienta’ del grupo con sendas dianas que trastocaban los planes de Mariotti en un inicio fulgurante. Las cosas las acabó de torcer Nedder, que anotó el 0-3 en el minuto 13.

Platero cambió la cara al partido y recortó distancias poco después, antes de que el Quévert fallara un penalti frente a Pedro Henriques que pudo cambiar el devenir del partido. El meta rojinegro, de nuevo vital para la victoria final, logró conservar el 1-3 al descanso y el parón sentó bien al Reus.

El conjunto del Baix Camp sufría para poder generar peligro en las inmediaciones del marco francés y al final sacó petróleo de las jugadas a bola parada, el mismo capítulo que le costó el choque al Quévert. Primero Casanovas anotó de penalti el 2-3 (31’). Acto seguido, el Reus alcanzaba las diez faltas, pero el cuadro bretón no pudo sacar frutos de la directa que atajó Henriques con seguridad.

El trabajo defensivo a lado y lado de la pista fue diligente y el marcador se mantuvo inamovible en un tramo de partido que se hizo eterno. El que volvió a ver puerta fue el Quévert, a través del stick de Pol Macià, que enmarañaba de nuevo las aspiraciones reusenses cuando restaban sólo 8 minutos de juego (2-4).

Pero los de Mariotti se guardaron la carta ganadora para los postres. No desesperaron cuando Raül Marín falló la directa en la décima falta visitante. El jugador reusense se desquitó enseguida anotando el 3-4 y recuperó toda la moral para que Marc Torra, con un doblete a dos minutos del 50’, diera la vuelta al marcador. 

El partido todavá reservaba otra dosis de épica con Henriques de protagonista. En el último minuto, los colegiados pitaron la falta número 15 al Reus. Fue la ocasión del Quévert de dar la campanada y sumar un punto de prestigio. Pero el meta luso se agigantó, hizo enana la portería y volvió a parar la falta directa para llevar en volandas a los suyos hasta los cuartos de final.

Temas

  • DEPORTES

Lea También