Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus agranda su historia

Los rojinegros conquistan su tercera Supercopa de España después de superar a poderoso Barcelona (3-2) en una final fabulosa. 

Marc Libiano

Whatsapp
El Reus agranda su historia

El Reus agranda su historia

Romà Bancells transportó la bola en un ataque eterno, con la gran final en un alfiler y el corazón a un millón de pulsaciones por segundo. Con el tiempo de posesión a un paso de agotarse, Romà armó una cuchara como último recurso. Parecía una aventura imposible. Se convirtió en la gloria. El disparo chocó en el cuerpo de Salvat y besó la red azulgrana. 3-2 a cuatro minutos para el final y sueño cumplido para un Reus memorable, acorde con su historia y su palmarés. Conquistó la tercera Supercopa de su historia y avisó al Barcelona de que el curso no va a significar un paseo por los campos Elíseos.

El Barça no engañó con su planteamiento inaugural. Imprimió vértigo al juego y obligó al Reus a sufrir en defensa. También a Càndid Ballart, el arquero que volvió a sujetar al equipo en un arranque sin respiro. El Barcelona actual no te avasalla por juego. Lo hace pos desgaste. Exige máxima intensidad y te castiga cuando te equivocas.

Por eso, Jordi Garcia paró el partido consciente de que sus jugadores debían ordenarse mejor sin la pelota. Con ella, Àlex Rodríguez y Marc Julià, éste último con una media vuelta fabulosa amenazaron a Sergio Fernández. Respondió el portero azulgrana con categoría. Suele ser así desde hace una década.

Pronto, los dos estrategas activaron su segundo plan. El banquillo, tan crucial en el hockey actual. El Barcelona rota con campeones del Mundo, el Reus con los niños y Tiago Rafael.

El Reus superó la distancia de músculo con su rival con personalidad. La tuvieron los jóvenes Del Río y Nájera con minutos de calidad y auxilio a los star systems. Tanto que el Reus acabó el primer tiempo con un rostro extraordinario. No sólo dejó al Barcelona a cero, una intención casi utópica en la actualidad, además tomó ventaja con un fabuloso acierto de Marc Julià. Se lo dibujó él mismo, en una transición de apariencia estéril. Su disparo de pala resultó tan venenoso que se coló en el ángulo de Fernández.

El Barcelona decidió rizar el rizo con su presión. Ya en el desenlace, ahogó el origen de cada ataque del Reus, que necesitó acudir al espíritu de supervivencia. Resultó insoportable esquivar tanto poder físico, aunque la situación más clara de gol la volvió a generar Julià. Otra vez de espaldas al arco rival y con un gesto técnico elegido. La pelota chocó con el poste.

Ballart recogió el MVP antes de tiempo. Dio un Máster de seguridad bajo el arco. Gestionó los disparos del Barcelona con una autoridad descomunal. Sólo con el papel estelar de su portero, el Reus podía aspirar al título.

Los rojinegros dispusieron de su momento para acabar con la final. Primero con un remate libre de oposición de Del Río, tras un servicio de Nájera al segundo palo. Luego con una falta directa de Julià. La estrelló en la madera. Tanto perdón llevó al clásico a un final cardíaco.

El Reus recibió el empate cuando más duele, con una superioridad numérica a favor. Lo anotó Joao Rodrigues a siete minutos para la conclusión. El golpe resultó demoledor y contó con la colaboración de unos colegiados que se empezaron a enredar con decisiones sospechosas. Sobre todo con una azul innecesaria a Marc Julià. Helder Nunes aventajó al Barcelona con un 1-2 doloroso porque convirtió la directa con minuciosidad.

Entonces, los de Garcia exhibieron una mentalidad inesperada. Se agarraron a la épica para recuperar la ventaja con una final para el recuerdo. Àlex se inventó el empate con un remate por detrás de la portería. Casi desde el cielo. La carambola de Bancells y Salvat recogió la justicia. Y el Reus campeonó de nuevo para agrandar su historia.

Reus Deportiu: Ballart, Salvat, Àlex Rodríguez, Marc Julià y Bancells. También jugaron: Nájera, Del Río y Tiago Rafael.

FC Barcelona: Sergio Fernández, Alabart, Panadero, Palo Álvarez y Pascual. También jugaron: Helder Nunes, Joao Rodrigues, Nil Roca.

Goles: 1-0, Marc Julià (20’), 1-1, Joao Rodrigues (43’), 1-2, Nunes (43’), 2-2, Àlex Rodríguez (45’), 3-2, Salvat (46’).

Árbitros: Ribó y Sánchez. Azul para Panadero y Marc Julià.

Temas

Comentarios

Lea También