Deportes Crónica

El Reus femenino, herencia para la esperanza

Fútbol femenino. 20 años de fútbol femenino formativo han culminado en el primer equipo sénior de la historia rojinegra. Está impulsado por la Fundació de Futbol Base Reus. Disputará sus partidos en el Municipal

ADRIÀ MIRÓ CANTURRI

Whatsapp
El Reus Femení se estreno con una cómoda victoria ante sus aficionados en el Estadi Municipal de Reus.  FOTO: FABIÁN ACIDRES

El Reus Femení se estreno con una cómoda victoria ante sus aficionados en el Estadi Municipal de Reus. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Después del dramático final del CF Reus Deportiu, el fútbol de la capital del Baix Camp y la herencia de la entidad rojinegra empieza a tomar forma. Uno de los principales avances ha sido la creación de un equipo de fútbol femenino amateur bajo el paraguas de la Fundació de Futbol Base Reus. Las rojinegras dieron el pistoletazo de salida de esta Segunda División Catalana en un Municipal de Reus con más de un centenar de aficionados.

El estreno fue por todo lo alto. El combinado dirigido por Marc Mestres goleó a la UD Tancat y desplegó un juego combinatorio que pretende ser seña de identidad del nuevo proyecto. El «buen juego» es para el técnico una de las máximas aspiraciones del club para «intentar que la gente se enganche». Anna Moreno, jugadora del equipo, también pone el foco en la imagen sobre el terreno de jugo y remarca que buscan un «juego colectivo» y tener mucha paciencia en la creación de la jugada.

Precisamente, en su primer encuentro necesitaron esa paciencia hasta que llegaron las ocasiones. Las rojinegras dominaron el partido desde el inicio, tratando siempre de salir con el balón jugado y recuperando rápidamente la pelota gracias a una buena presión. Pero las oportunidades claras tardaron en aparecer. Tras 20 minutos de monólogo, encontraron al fin el espacio para que Irati Lazcano estrenara el marcador del Municipal de Reus.

Sus rivales necesitaron mucho menos para hacerles daño. Elia Bayo sorprendió con un tiro lejano de falta que cogió desprevenida a Abril Bosch. A pesar del empate a los tres minutos, las reusenses respondieron al instante. Núria Martorell remató un pase raso a la salida de un córner, que las ponía por delante de nuevo. Un gol de pícara de Lazcano y una potente volea de Martorell completaron el 4-1 al descanso, que reflejaba la superioridad local. El resto fue un puro trámite.

El partido no dejó indiferentes al más de un centenar de aficionados que ocuparon las gradas del Municipal. Los hinchas arrancaron con distintos cánticos para convertir el escenario en lo que un día fue y volverse a sentir como en casa. Meritxell, prima de la jugadora Iris Burgos, destaca el cambio positivo de poderla animar desde un asiento del Municipal, en lugar de hacerlo en el campo anexo. Euologio, exsocio del CF Reus, también apunta que ver en este escenario «al primer equipo femenino de la ciudad» es una muestra de la clara apuesta por el equipo.

La familia rojinegra no se ha sumado ahora a la ola del fútbol femenino. En 2001 crearon las categorías inferiores, salvaguardadas dentro de la Fundació delFutbol Base tras la liquidación del CF Reus Deportiu. 20 años después, dan el paso definitivo para que las jóvenes promesas reusenses no se vean avocadas a recalar en otros equipos una vez finalizada su etapa formativa.

Uno de los nombres más conocidos de la cantera reusense es el de Paola Soldevila. La jugadora de Porrera pasó por las categorías inferiores del club y tiene una exitosa carrera en la que destaca la Copa de la Reina ganada con la Real Sociedad en 2019. Anna Moreno señala que el paso dado «es fabuloso», puesto que evita «tener que irte de la ciudad donde has jugado toda la vida». Este sentimiento de pertenencia a la entidad y el cohesionado grupo que han formado serán probablemente las bases en las que se cimente este esperanzador proyecto.

Temas

Comentarios

Lea También