Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus firma un triunfo de vértigo en Vic (3-5)

Los rojinegros dieron un golpe sobre la mesa al imponerse a domicilio y encarrilar el subcampeonato de la OK Liga

Redacción

Whatsapp
Raül Marín y Matías Platero celebran uno de los goles de ayer en Vic.  Foto: Reus Deportiu

Raül Marín y Matías Platero celebran uno de los goles de ayer en Vic. Foto: Reus Deportiu

El Reus Deportiu logró este domingo por la tarde una victoria de relumbrón en su visita a Vic, donde dio un autoritario golpe sobre la mesa en la OKLiga. Defendiendo la segunda plaza ante el equipo que la codiciaba, los de la capital del Baix Camp ganaron por 3-5 y dieron un paso de gigante para asegurarse el subcampeonato, casi el único premio posible en este curso, ya que el título parece encarrilado y cuestión de tiempo para el Barça.

El inicio del partido fue fulgurante para los reusenses. Casanovas abrió el marcador en el primer minuto, aprovechando un rechace tras un lanzamiento de penalti ejecutado por él mismo. El Vic fue a por el empate pero se topó con un Reus Deportiu bien posicionado que hacía daño con su juego vertical y su altísima eficacia en los últimos metros. Con esos mimbres llegaron los dos siguientes goles antes del minuto 10, obra de Marc Torra y de Raül Marín.

El encuentro discurría cómodo para los visitantes, hasta que el Vic, en apenas unos segundos, revolucionó la contienda y volió a meterse en el partido gracias a dos goles. Martí Casas marcaba el primer gol local y en la jugada siguiente Roger Presas subía el 2-3 al marcador. Con ese ajustado se llegó al descanso. Estaba todo abierto.

El Vic rubricó la remontada momentánea en la reanudación con un nuevo tanto, el 3-3. A partir de ahí, comenzó un intensísimo y vibrante intercambio de golpes entre ambos conjuntos. La igualdad se perpetuó hasta el minuto 43, cuando la deshizo un penalti provocado y transformado por Àlex Rodríguez. El Vic fue con todo a la ofensiva, con cinco jugadores de campo en la última posesión. Sin embargo, los visitantes recuperaron la bola y Marc Torra anotó el quinto tanto en el último suspiro. Fue, en suma, una victoria de vértigo y emocionante, que sirve para amarrar la segunda posición de la OKLiga y que da autoestima para encarar la Final Four de la Liga Europea.

Temas

  • DEPORTES

Lea También