Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus inicia su viaje hacia la conquista de la Copa

Los rojinegros se miden mañana, a partir de las 21.00 horas (Esport 3) al Lleida, en el último cruce de cuartos de final

Diari de Tarragona

Whatsapp
La expedición del Reus Deportiu ha partido hoy hacia Lloret. Foto: Alfredo González

La expedición del Reus Deportiu ha partido hoy hacia Lloret. Foto: Alfredo González

Si el Reus hubiera imaginado un escenario idílico para llegar a la Copa del Rey, probablemente se parecería mucho al actual. No puede esconder el equipo de Garcia que convive con la plenitud desde que se inauguró 2018. Con el nuevo año, en el paisaje brilla un sol deslumbrante. El Reus ha ganado todos sus partidos en 2018. Suma 46 goles a favor y sólo 16 en contra, entre OK Liga y Liga Europea. Ha recuperado crédito en la competición doméstica, donde se mantiene vivo en la puja por el título, y se ha clasificado con autoridad y como primero de grupo para los cuartos de final de la Liga Europea, de la que es actual campeón. Nadie duda de la calidad del Reus, al que se considera serio aspirante a conquistar la Copa, aunque no existe una competición más especial que ésta. Para conquistarla necesitará ganar tres partidos en tres días. Duelos a todo o nada, con un millón de emociones que controlar.

En el viaje que el Reus inicia mañana, el primer desafío se llama Lleida, en el último cruce de cuartos de final. No se trata de un rival sencillo. Dirigido por un experto en grandes citas como Albert Folguera, los ilerdenses han conformado este curso una plantilla terriblemente competitiva, que ha trazado una línea positiva en la OK Liga y que se presenta en la Copa sin obligaciones y con la esperanza de competir cuerpo a cuerpo con el Reus. El reusense Jordi Creus forma parte de la columna vertebral ilerdense, en la que brilla con luz propia el argentino Darío Giménez, de calidad técnica elegida y de extraordinaria juventud.

La Copa prohíbe cualquier tipo de confort. Penaliza el exceso de soberbia. Si no compites con la máxima atención te castiga. El Reus anda avisado. En la Copa, los momentos de forma no ejecutan los partidos. Se trata de la competición de las situaciones límite. Garcia y sus chicos lo saben, de ahí que durante la semana hayan trabajado e incidido mucho en el aspecto mental. La mentalidad, la fortaleza ante la dificultad resulta indispensable.

La expedición rojinegra ha partido hoy mismo hacia Lloret para quedar concentrada en la sede de la competición. El equipo verá en directo los dos primeros partidos de cuartos de final y no está previsto que mañana se entrene en la pista del partido. El entrenamiento previo a la cita ante el Lleida se llevó a cabo en el Palau d’Esports, durante la mañana de hoy. El técnico reusense dispone de toda la plantilla sana para el reto de la Copa. Hasta el momento, el Reus ha disputado tres finales esta temporada, con una victoria en la Lliga Catalana y dos derrotas, en la Continental y en la Intercontinental. Si alcanza la final de Copa sumará ocho en dos años, un registro extraordinario.

Precisamente en Lloret de Mar, el club alzó su última Copa del Rey. Hace 12 años, un gol de Jordi Garcia en los últimos segundos de la gran final ante el Barcelona, proclamaron el equipo rojinegro campeón. Cosas del destino, aquel Reus era dirigido por Albert Folguera, el hoy entrenador del Lleida y rival en cuartos de final. Después de varias finales perdidas en el camino, el Reus intentará consolidar su gran momento de forma con un premio de los más apetecibles. Si los de Garcia superan al Lleida se cruzarán en las semifinales con el Barcelona o el Girona, que juegan justo antes.

Los presagios y los favoritismos premios indican que el Clásico entre rojinegros y azulgranas se dará esta vez en semifinales, aunque antes deben cumplir con sus obligaciones. Lleida y Girona ya han demostrado durante esta temporada que pueden competir y vencer contra cualquier enemigo y más a un partido. Y es que la Copa del Rey es un argumento apetecible y un nido de oportunidades para los equipos más modestos.

Temas

Comentarios

Lea También