Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

El Reus invita al campo a toda la familia del joven agredido durante el derbi

Para el partido contra el Zaragoza de este domingo

Redacción

Whatsapp
El joven Mario recibió el golpe del artefacto en la frente. Foto: Cedida

El joven Mario recibió el golpe del artefacto en la frente. Foto: Cedida

Una de las víctimas del derbi por los altercados que ocurrieron entre las aficiones de Nàstic y Reus en el Nou Estadi el pasado lunes fue Mario FL. El joven hincha rojinegro, que había acudido junto a su padre Manuel y su abuelo -quien sufrió un ataque de ansiedad-, recibió el golpe supuestamente de un objeto “parecido a una piedra” en la cabeza y se le abrió una brecha en la frente.

Durante toda la semana, la familia de Mario FL ha recibido llamadas por parte de diferentes secciones del club rojinegro como seguridad o prensa e incluso la Penya Baix Camp, según explica su padre. No sólo eso, el equipo reusense ha invitado a toda la familia del joven seguidor este domingo para el encuentro ante el Real Zaragoza. Incluso el joven podrá conocer en el entrenamiento de este sábado al entrenador rojinegro, Natxo González, en persona.

Pese a que la familia de Vila-seca ya es socia del CF Reus, han querido agradecer “el interés y preocupación que han tenido por mi hijo y también el detalle del club”, cuenta Manuel, que también lamenta este tipo de incidente: “El golpe fue a 2 centímetros del ojo y pudo haber pasado algo peor”.

Los hechos

El derbi entre el Nàstic y el CF Reus se cerró con incidentes entre los aficionados de ambos equipos. Todo se desencadenó, con el partido ya concluido, cuando varios futbolistas del Reus que no habían jugado saltaron al campo a estirar y fueron abroncados cuando pasaron por delante de los aficionados del Nàstic situados en el Gol de Muntanya.

Lo peor llegó cuando aficionados del Nàstic que abandonaban la Preferente y seguidores del Reus ubicados en la zona visitante (en la esquina del gol de mar junto a la Preferente) se lanzaron botellas de plástico llenas de agua. Algunos aficionados tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos.

Los Mossos empezaron entonces a acordonar la zona, en la que ya había miembros de Protecció Civil, y redujeron a uno de los aficionados del Nàstic. El ambiente se calmó a medida que los seguidores del Nàstic fueron saliendo. Media hora después lo hicieron los del Reus escoltados por los Mossos.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También