Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus perfora la telaraña del Lleida

Los rojinegros sufren para derrotar a un rival terriblemente competitivo (2-1) y recuperan el impulso en el campeonato doméstico

Marc Libiano

Whatsapp
Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

El Reus dignificó la paciencia en una noche de lobos, donde necesitó cambiar el frac por el casco del obrero para desarticular una auténtica telaraña, se la presentó el Lleida de Albert Folguera, una escuadra que reúne casi todas las virtudes defensivas. En ocasiones parece que disfruta defendiendo, obliga a los rivales a buscar sus límites de precisión, compite como un ejército. El Lleida no engaña a nadie. Ha perdido talento pero mantiene el espíritu. Juega con el libreto en mano de un entrenador realista con los argumentos que dispone. Le ha ido bien en los últimos tiempos.

Álex acabó con el campo de minas visitante cuando apenas restaba un cuarto de hora para el quite. El pulso no se movía de la igualdad extrema. Tampoco el electrónico, decorado con dos roscos que hablaban muy bien del sistema de contención de los protagonistas y de las pequeñas exhibiciones de los arqueros. El que empleó con mayor frecuencia el oficio fue Lluís Tomàs, que defendió su arco con una contundencia abrumadora, porque el Reus atacó más y mejor. Todos conocen su falta de tacto goleador. Le cuesta un mundo ser rotundo al equipo de Garcia, en parte porque anda escaso de munición. Curiosamente, no sólo el desequilibrio del Reus depende de Julià y Àlex. El gol, también.

Rodríguez interpretó un aclarado hacia su movimiento de diagonal, al perfil de pala. Es decir, el caramelo que más le distingue. Amagó el tiro primero y eliminó sticks enemigos. En el segundo intento mandó su pala a la escuadra de Tomàs. Significó alivio y confianza, porque el consumo del tiempo empezaba a pesar, a ahogar gargantas. El templo también pedía auxilio.

Un equipo maduro
El Reus enseñó cierto comportamiento maduro durante toda la noche. Andaba avisado porque sus últimas experiencias ante el Lleida no resultaron nada agradables. Conocía el único camino para desconectar al rival, que recibió ese 1-0 y tampoco se le vio demasiado herido. Es más, dos minutos después del acierto de Àlex, una cartulina azul a Vives, envió a Marc Julià a su escenario favorito, la falta directa. El índice de efectividad del atacante en ese registro tan definitivo del juego invita a la credibilidad. No falló ante Tomàs. Levantó la pelota a media altura y la picó ante la salida del portero. 2-0 y vía libre. Nada más lejos de la realidad.

El Lleida no conoce la rendición. Hasta que el reglamento se lo permite pelea cada milímetro de pista. En este caso se benefició de una genialidad de Giulianni, el argentino de media melena que patina de puntillas y no ha roto un plato en su vida. Eso refleja su rostro. En realidad cuenta con unas virtudes técnicas que esconde. A los 40 minutos se hartó de sortear camisetas rojinegras hasta plantarse ante Ballart. Lo superó con un remate medio mordido, casi inocente. Sorprendió al meta del Reus, que había cometido cero errores hasta entonces. 

Incluso, Càndid había sostenido al Reus en la inauguración del segundo tiempo. Atajó una directa a Vives y la posterior superioridad numérica del Lleida se agrandó para no conceder. Esa capacidad para manejar los momentos del partido acabó por darle la razón al Reus, que enseñó cabezonería en un envite que pedía más fe que de costumbre. Los tres puntos permanecieron en el templo y le ofrecen oxígeno a un equipo necesitado de éxito.

Ficha Técnica:

Reus Miró. Ballart, Del Rio, Àlex Rodríguez, Bancells y Marc Julià. También jugaron: Tiago Rafael, Nájera y Salvat.
Lleida Llista. Lluís Tomàs, Andreu Tomàs, Cañellas, Vives y Gefflot. También jugaron; Giulianni, Palazón, Àlex.
Goles. 1-0, Àlex Rodríguez (37’), 2-0, Marc Julià (39’), 2-1, Giulianni (40’).
Árbitros. Antonio López y David Godia. Cartulinas azules para Marc Julià y Oriol Vives. Seis faltas para el Reus y cuatro para el Lleida.

Temas

Comentarios

Lea También