Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Reus se impone al Girona y se lleva el Primer Trofeu Ciutat de Reus

El Reus superó su penúltimo escollo antes del inicio de liga al superar al Girona por 1-0 con gol de Linares

Àlex Saltó

Whatsapp
Imagen del capitán del CF Reus recibiendo el trofeo. Alfredo González

Imagen del capitán del CF Reus recibiendo el trofeo. Alfredo González

El Reus superó su penúltimo escollo antes del inicio de liga al superar al Girona por 1-0 con gol de Linares y se llevó el Primer Trofeu Ciutat de Reus. Los rojinegros dejaron muy buena impresión en su primera partido ante la afición. Los del Baix Camp tuvieron el partido controlado en todo momento, gracias en parte a la expulsión de Christian Stuani al final de la primera parte.

Nuevo entrenador, mismas ideas. En los primeros minutos del encuentro se vieron claras las intenciones del conjunto roginegro. Xavi Bartolo pretende seguir la estela de su antecesor Aritz López Garai a través de un fútbol alegre que apuesta por un juego combinativo que hace imprescindible una limpia salida de balón. En este plan del entrenador catalán, el triunvirato del centro del campo formado por Gus Ledes, Juan Domígnuez y Vítor Silva, será indispensable. Tres jugadores que volverán a conformar el motor del Reus Deportiu.

Así empezaría el partido, con los rojinegros tomando la iniciativa en ataque ante un Girona expectante todavía acoplándose con Eusebio en el banco y con piezas en el once fuera de rodaje, como los mundialistas Stuani o Mojica.

Sin embargo, el único gol del partido llegó en una jugada directa. Un balón largo de Badia sorprendió a toda la zaga del Girona, que pagaría muy caro su error. Alfred Planas puso un balón colgado al corazón del área que Eric Montes no acertaría a rechazar. Aguardaba detrás suyo Miguel Linares, que haciendo valía de su olfato goleador perforó la portería de Gorka Iraizoz al cuarto de hora de partido.

Los jugadores celebran el gol. Alfredo González

El Girona respondió rápidamente con un disparo de Aday Benítez potentísimo desde dentro del área que Badia consiguió rechazar, en una de las pocas intervenciones en las que necesitó aparecer.

También se pudo apreciar la mano de Bartolo en una jugada de estrategia que casi supuso el segundo gol visitante. Una acción ensayada a la frontal del área en la que Linares se quedó solo ante Iraizoz, pero esta vez el portero vasco le ganó la partida al delantero y evitó el segundo gol rojinegro.

En el minuto 39 se le complicarían todavía más las cosas al Girona, cuando Stuani vio la tarjeta roja directa después de reclamar una falta no pitada sobre sí mismo.

Después del descanso, carrusel de cambio en las filas del Reus. Entrarían Yoda, Mario Ortiz, Pol Freixanet y Isaac Cuenca, por quien el Municipal mostró especial afecto en vistas a que el es jugador del Barça puede permanecer en el equipo Y mejorar todavía más la plantilla.

El partido no cambió su rumbo, lógicamente influido por la inferioridad numérica del Girona. El Reus, que ha perdido a sus dos laterales titulares este verano (Miramón y Menéndez), parece haber renovado a la perfección los dos puestos. El Municipal quedó encantado con las actuaciones de Bastos, en la izquierda, y Herrera, en la derecha, que se pronunciaron en ataque constantemente y encontrarán durante la temporada unos rematadores excelsos en Linares y sobre todo Lekic.

Iraizoz tuvo que ponerse el mono de trabajo durante toda la segunda parte ya que el Reus no bajó el pistón y consiguió atosigar la portería rival, sobre todo cuando evitó el gol de Juan Domínguez después de una jugada espectacular con Vítor.

Yoda es otro de los que disputó sus primeros minutos en esta pretemporada. Al extremo galo se le vio como si el verano no hubiera pasado. Una poderosa zancada y un disparo potentísimo, aunque no tuvo suerte de cara a portería. Sin duda, el gol es su gran cuenta pendiente esta temporada, después que no consiguiera ninguno el pasado curso.

Otro de los que también logró convencer a la afición fue Mikel Villanueva. El ex jugador del Málaga y Cádiz, entre otros, fue un seguro por arriba durante todo el partido y se perfila como el acompañante del gran capitán en la zaga rojinegra, Jesús Olmo.

Guerrero, Tito, Lekic, Carbonell y Shaq Moore formaron la segunda tanda  de cambios del Reus, que entraron a solo un cuarto de hora para el final del partido, por lo que no pudieron tener impacto en el mismo.

El Girona no claudicó y todavía pudo empatar el resultado con un cabezazo medido del Choco Lozano, que puso en aprietos por primera vez a la defensa del Reus.

Muy buenas impresiones las que dejó el Reus ante un equipo de más entidad como es el Girona. El último test del equipo antes del inicio de la competición liguera, ante el Valencia Mestalla este mismo domingo.

Temas

Comentarios

Lea También