Más de Deportes

El Reus sobrevive en el alambre

Hockey. Los de Garcia se llevan el derbi ante el CE Vendrell después de remontar un 4-2 en contra en los últimos cuatro minutos.

Marc Libiano

Whatsapp
Fotos: Fabián Acidres

Fotos: Fabián Acidres

Tuvo vuelo alto el derbi, en parte porque los dos equipos dedicaron pocos segundos a sus ataques y eso convirtió el partido en un ida y vuelta sin desmayo. El Reus perforó sin avisar en los segundos iniciales. Marín patinó con fervor y observó que Julià se encontraba dentro del cuadro como un improvisado interior. Medio disparó y medio pasó, por si esa bola chocaba con algún cuerpo. Colisionó con el stick de Julià, que adelantó al Reus. En todo caso, ese botín reusense no limitó al CE Vendrell, que no se separó ni un milímetro de su plan.

La velocidad supersónica hizo del derbi un ratito atractivo, con dos protagonistas desbocados, verticales, sin demasiado afán por el sistema defensivo. El CE Vendrell halló el empate con una acción casi calcada al 0-1 del Reus. En este caso, el misil exterior de Escala resultó más centrado. Lo desvió a gol Crespo con disfraz de auténtico malabarista. Parecía imposible tocar esa pelota. Solo se habían consumido cinco minutos y los dos contendientes ya se habían golpeado.

Las ausencias de Del Río y Àlex Rodríguez limitaron la rotación de los dos bancos a seis y siete jugadores, aunque eso no impidió el ritmo alto. Romà Bancells definió como los ángeles un aclarado de Marín, en otra transición. Hubo un millón en el derbi. Cuando se plantó ante Shehda, le coló la pelota por la mano de apoyo, en el primer palo. El 1-2 no llamó a la tregua, todo lo contrario. Antes del descanso y con una maniobra de apariencia estéril, Curro trasladó la pelota por detrás de la portería y cuando conquistó la esquina se perfiló para la cuchara. El disparo sorprendió a Ballart.

Justo antes de ese premio vendrellense, Marín había mandado al limbo una pena máxima. Incluso merodeó el gol segundos antes del intermedio, pero Shehda le adivinó el mano a mano. 

Crespo inauguró el desenlace con una maniobra demoledora, muy escorado y sin apenas ángulo. Había recibido la pelota de espaldas al arco reusense, pero se giró con cierta agilidad y ejecutó con violencia. Fue la primera ventaja para el CE Vendrell y la gestionó con aceptable criterio. Desde entonces, se corrió mucho menos. Alargó sus ataques el equipo de Ferrer y el Reus sintió la incomodidad.

Los especialistas anduvieron poco precisos en la pelota parada, sobre todo Marín, poco habitual en él, un experto en ese oficio. Desaprovechó el Reus dos tiros directos por uno a cargo de Llisa en el CE Vendrell. Quien no falló fue Escala, un portento físico que mandó el derbi a las tinieblas con un golazo desde el centro de la pista. Restaban nueve minutos y el Reus olía otra derrota.

Cuando Salvat redujo distancias tras una maniobra deliciosa de Nájera, restaban poco más de cuatro. Otra vez el capitán reusense igualó segundos después, al cazar una bola muerta y convertir de primeras. El Reus enseñó fe en esa agonía que convirtió en épica. Nájera, probablemente el mejor de los de Garcia, culminó la remontada express con un gol de pillo. Rescató al Reus, que sobrevivió en el alambre.

Ficha Técnica

CE Vendrell. Shehda, Lluís Ferrer, Escala, Crespo y Curro Fernández. También jugaron; Necchi, Llisa.
Reus Deportiu. Ballart, Bancells, Marín, Marc Julià y Castro. También jugaron; Nájera, Salvat, Ferran.
Goles. 0-1, Marc Julià (1’), 1-1, Crespo (5’), 1-2, Bancells (11’), 2-2, Curro Fernández (20’), 3-2, Crespo (27’), 4-2, Escala (42’), 4-3, Salvat (46’), 4-4, Salvat (46’), 4-5, Nájera (48’).
Árbitros. Tavera y Godia. Azules para Crespo y Marc Julià. 14 faltas para el CE Vendrell y 13 para el Reus Deportiu.

Temas

Comentarios

Lea También