Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El SPiSP cae víctima del físico dominante del Unicaja

El equipo tarraconense pierde ante el Almería por un 0-3 competido, sobre todo al final y cierra la primera vuelta en su regreso a Superliga sin ningún triunfo
Whatsapp
El jugador del cuadro tarraconense David Crespo (i), en un lance del choque en el pabellón de Sant Pere i Sant Pau. FOTO: Lluís Milián

El jugador del cuadro tarraconense David Crespo (i), en un lance del choque en el pabellón de Sant Pere i Sant Pau. FOTO: Lluís Milián

«¡Épica! ¡Sensacional!». El speaker del Tarragona 2018 SPiSP no se cansó durante el último set de alabar el gran parcial del conjunto rojillo -con una nueva equipación blanca-. Les costó encontrar la línea del buen juego a los cooperativistas. Tras dos primeros sets en los que el rival se impuso por su hegemonía física, en el tercero compitieron hasta el final pero acabaron cediendo. Con esta derrota, el cuadro tarraconense cierra la primera vuelta en su regreso a Superliga sin ningún triunfo.

En el primer y segundo set el equipo de Almería, tercer clasificado en la liga y finalista de la temporada pasada, basó su fórmula en la superioridad física de sus jugadores, que sacaban dos palmos a los del cuadro tarraconense. Y hasta cuatro o cinco se podría decir en el caso de Diedhiou, central senegalés que más bien parece un gigante africano. Los atacantes visitantes golpeaban desde las alas aprovechando su altura y fuerza para romper la defensa rojilla. Ruiz y Thiago tenían un muelle en el hombro que no paraba de soltar latigazos. 

El SPiSP intentó sacar provecho de los errores en el saque de los almerienses y también de algunos descuidos en la parcela interior. Pero faltaba contundencia tanto en ataque como en defensa. El rival se mantenía duro en el bloqueo y los errores en el cambio de saque impedían continuidad en el juego rojillo. Con esta postal poco alentadora el equipo andaluz se adueñó de los dos primeros sets (17-25 y 18-25). 

Sin bajar los brazos 
Cuando todo indicaba que el Unicaja se llevaría el triunfo fácil, salió la mejor versión del cuadro tarraconense. Saltaron enchufados al tercer set los chicos de Vlado Stevovki. Se plantaron fuertes y serios en la red con una primera línea formada por Roldán, Kevin e Iván, a los que se les sumó el buen momento de Valiño y Héctor. Con el 4-0 la ventaja local aumentó hasta el 8-3. 

Entonces reaparecieron viejos fantasmas. Los nervios, incontrolables y traicioneros, dispararon el vértigo. El Almería recortó puntos (9-7, 11-8 y 13-12) pero sin adelantarse. En ese momento de máxima igualdad explotó Valiño: Dos bloqueos y un cañonazo desde zona 3 volvía a impulsar al SPiSP (17-13 y 19-15). 

El parcial entró en un intercambio de golpes en el que los tarraconenses tenían todas las de perder ante un rival más grande y fuerte. Aguantaron el tipo y gozaron de dos bolas de set forzadas por Valiño y Roldán. Crespo salvó la primera pelota de partido con un derechazo en zona 4, pero el Unicaja se hizo con la victoria (26-28) con su enésimo bloqueo. Un reflejo que resume un partido en que el SPiSP cayó en la manos de un rival físicamente insuperable.  

Temas

Comentarios

Lea También