Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Baloncesto

El Salou remonta para reengancharse a la zona alta de la tabla

Baloncesto. Los de Jesús Muñiz derrotaron al Palma en su último encuentro del año en casa (90-83)

Alex Saltó

Whatsapp
Adri Aragonés recibe un bloque de Xavi Costa en el partido de ayer. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Adri Aragonés recibe un bloque de Xavi Costa en el partido de ayer. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El CB Salou venció en casa al Palma y se sumó al sinfín de equipos que quieren pelear por las posiciones altas de la clasificación (90-83). Tras remontar y tomar una ventaja de 20 puntos, los locales vieron como el Palma no bajó los brazos y el partido se acabó resolviendo en los últimos segundos de partido, perfectamente administrados por los salouenses, que sumaron su séptima victoria del curso.

Volvía el conjunto de Jesús Muñiz a jugar en casa después de cuatro jornadas haciéndolo lejos del Pavelló Salou Centre. Con el calor de su público, Siscu Moreno -un triple y una canasta en el poste bajo- tiró del carro en unos primeros minutos con un ritmo altísimo de juego y anotación.

Tenían muy clara la consigna nada más rebotear los jugadores de Jesús Muñiz; salir escopeteados al contraataque y romper el partido aprovechando su velocidad.

Pese a encontrar múltiples espacios en el contraataque, no empezó acertado el Salou en cuanto a porcentajes, y el dominio bajo el aro del Palma tanto en el rebote ofensivo como defensivo le daba la ventaja a mediados de cuarto (10-17). Huguet golpeó en dos ocasiones desde el perímetro, y llevó a su equipo a una máxima distancia de ocho puntos al término del primer cuarto (20-28).

Joan Eduard Martínez abría el camino de la remontada al Salou con un triple al inicio de segundo cuarto. Pese a que disminuyeron los porcentajes del Palma, el rebote seguían dominándolo los baleares, lo que complicaba la faena. Sin embargo, el ímpetu de Joan Eduard –con dos triples- y la vuelta de Marc Morales y Xavi Costa devolvieron al Salou al partido, que ya había superado al rival a los cuatro minutos de segundo parcial (30-29).

Sin embargo, la acumulación de faltas y la facilidad del Palma para encontrar situaciones complicadas reducían los destellos de calidad del ataque salouense, sobre todo de Marc Morales.

Donde sí brilló el Salou fue en los compases finales del segundo parcial, donde llegó el acierto desde el triple. Adri Aragonés, por partida doble, Marc Ollé y Siscu Moreno anotaban consecutivamente de tres y y dejaron en el marcador un resultado mucho mejor del que se podía adivinar por el juego visto en la pista (51-43).

Era clave arrancar la segunda mitad como había acabado la primera, ya que un parcial de inicio podía romper el partido. El Salou salió mucho más concentrado, defensó más y mejor, y Siscu Moreno siguió sumando desde el perímetro. El resultado, un arranque de 7-0 que lanzaba a los de Jesús Muñiz hacia la victoria (58-43).

Xavi Costa también creció tras el descanso, secó a Matías Guerra en defensa y lo desesperó en ataque, con canastas de bella factura. (66-48).

La distancia acabó escalando hasta los 20 puntos con otro triple de Siscu Moreno que parecía finiquitar el encuentro (70-50).

No bajó los brazos, sin embargo, el Palma, que de la mano de un incansable Guerra –descansó solo tres minutos en todo el encuentro -se mantuvo dentro del partido y entró al último cuarto con 15 puntos de desventaja (72-57).

No frenó el arrebato del Palma, que siguió acercándose al marcador, una y otra vez buscando al pívot Guerra -23 puntos-, que parecía imparable dentro de la zona(79-69).

Tras dos canastas consecutivas de Balta que dejaban aparentemente noqueado de nuevo al Palma, los baleares respondieron de inmediato. Estebala anotó siete puntos consecutivos y Okafor acercó a los visitantes a solo cinco puntos. Sin embargo, los baleares remaron para acabar muriendo en la orilla, pues los salouenses gestionaron su ventaja sabiamente y la victoria se acabó quedando en casa (90-83).

Séptimo triunfo del Salou en la liga, que, a pesar de ser octavo clasificado, está a una sola victoria del segundo, el Sant Adrià, en una zona alta apretadísima.

Jesús Muñiz destacó la victoria sobre todo por «las circunstancias que estamos viviendo. Los problemas de lesiones nos están afectando, y sin embargo estamos a solo un triunfo de las posiciones que nos interesan. Esto dice mucho del equipo». El técnico achacó el bajón final del equipo a las «muchas pérdidas que tuvimos, lo que le dio vida al rival, pero debemos estar orgullosos». El Salou cerrará el año visitando a un rival directo en lo alto de la tabla, el Mollet, actual cuarto clasificado.

Temas

Comentarios

Lea También