Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Tenerife, un equipo que se arropa en el vértigo

El conjunto tinerfeño apuesta por la verticalidad desde la llegada del técnico vasco al banquillo. A nivel defensivo, es un equipo que sufre en las transiciones

Juanfran Moreno

Whatsapp
Barreiro en el partido de la primera vuelta en el Heliodoro.

Barreiro en el partido de la primera vuelta en el Heliodoro.

El Tenerife es un club totalmente renacido desde la llegada de Joseba Etxeberria. No es producto de la casualidad. El técnico vasco le ha dado un giro radical al estilo de los tinerfeños. Ya no es aquel equipo que se arropaba de manera excesiva en la posesión, llegando a resultar plano en muchas fases del encuentro. Ahora, es un conjunto mucho más vertical, idea que le permite aprovechar el arsenal ofensivo del que dispone. Viene en racha puesto que ha sumado siete de los últimos nueve puntos en juego.

Joseba Etxeberria ha apostado por un 4-2-3-1 en fase ofensiva desde su llegada. Lo tiene claro, busca un equipo con dos extremos, un mediapunta y un nueve referente. La idea de juego es evidente. El ‘Tete’ es un equipo mucho más incisivo, que mastica menos las jugadas y que suele arroparse en la velocidad para sorprender a los rivales. Digamos que se trata de un equipo al que no le importa someterse a un constante intercambio de golpes.

"Joseba Etxeberria ha apostado por un 4-2-3-1 en fase ofensiva desde su llegada"

Además, ya no tiene problemas en saltarse la medular. Eso no quiere decir que no intenta jugar desde atrás. Lo hace, pero no tiene problema en buscar el juego directo y las segundas jugadas. En esa tesitura, Samuele Longo resultado un futbolista esencial. El punta italiano, para entendernos, tiene un rol similar al de Manu Barreiro en el Nàstic. Dos futbolistas con un juego aéreo descomunal que suelen imponerse cuando disputan el balón dividido.

Eso en lo que concierne a la fase ofensiva del conjunto tinerfeño. En la fase defensiva, los de Joseba Etxeberria son un equipo muy agresivo sin balón. Apuestan por una presión muy adelantada. Sin embargo, no podemos decir que el ‘Tete’ sea un equipo muy sólido en fase defensiva. Ha mejorado, cierto es, pero sigue sufriendo mucho en las transiciones defensivas y si se le supera la primera línea de presión, las grietas en su defensa aparecen por arte de magia.

Imagen de la presión adelantada que realiza el Tenerife en la salida del balón del equipo rival.

Es un riesgo al que no le importa exponerse el conjunto tinerfeño. Es consciente de que su arsenal ofensivo suele ser superior al de sus rivales y por ello no le tiembla el pulso a la hora de manejarse en esta tesitura. No es de extrañar que este domingo se pueda vivir un partido con bastantes goles por ambas partes.

Nombres propios del equipo tinerfeño

A nivel de nombres propios, el Tenerife es un equipo que cuenta con futbolistas mucho más fiables en su línea de ataque que en defensa. Uno de los futbolistas más importante en los últimos partidos es Álex Mula, futbolista de 21 años cedido por el Málaga. El extremo se está haciendo indiscutible en el costado derecho, donde está demostrando que sus virtudes como joven promesa están fuera de toda duda. Es un jugador habilidoso, con uno contra uno, con buen golpeo de balón y que agita los partidos con sus constantes diagonales desde banda derecha.

En la otra banda, se encuentra otros de los futbolistas más peligrosos del Tete. Juan Villar no encontró la regularidad que deseaba en el tramo inicial de campaña, pero en estos últimos meses está siendo ese futbolista diferencial al que apuntaba. Desde la banda izquierda es un incordio absoluto para las defensas rivales. No es un futbolista extremadamente estético, pero factura. Además, tiene un valor muy preciado. No le importa ocupar la banda porque castiga todavía con más libertad la portería rival. Tiene gol. De hecho, acumula seis goles en lo que va de temporada, de los cuales, cuatro han llegado en las últimas cuatro jornadas.

El balón largo a Longo es un recurso habitual que explota el Tenerife.

Por último, el gran peligro de los visitantes anteriormente mencionado. Samuele Longo, un futbolista destinado a ser el delantero titular del Inter en el futuro y que el destino le ha llevado a convertirse en uno de esos arietes que todo equipo de Segunda querría tener en sus filas. La temporada del punta italiano está siendo sencillamente espectacular. A nivel de sensaciones y tangibles. 11 son los goles que acumula.

Las condiciones de las que dispone y que tanto explota el Tenerife ya las hemos comentado antes. La realidad es que el Nàstic deberá andar con cuidado. Tras cinco jornadas en el dique seco, regresó frente al Alcorcón y ante el Lugo ya dejó claro que su recuperación es absoluta. Suma dos goles en dos jornadas y hay que temerle.

En definitiva, el Nàstic recibe a un equipo renacido, que le encanta arroparse en el vértigo y al que la tesitura del intercambio de golpes no le intimida ni mucho menos. Sin embargo, sus transiciones defensivas no son demasiado fiables y el conjunto grana debe sacar provecho de ello.

Temas

Comentarios

Lea También