Deportes Baloncesto

El Valls Teixidó brinda un vibrante retorno a su afición

Baloncesto. El conjunto entrenado por Oriol Pozo se llevó el derbi ante el Brisasol Salou en el que fue el primer partido oficial de la provincia con público en las gradas

Alex Saltó

Whatsapp
El Valls Teixidó brinda un vibrante retorno a su afición

El Valls Teixidó brinda un vibrante retorno a su afición

Se respiraba un ambiente extraño en la entrada del Pavelló Joana Ballart. Entre la expectación y el nerviosismo. Después de muchos meses, por fin el público podía disfrutar de un evento deportivo oficial desde el mismo escenario. Con la distancia de seguridad correspondiente y sin levantarse de sus asientos, los aficionados que tuvieron la fortuna de asistir al feudo vallense disfrutaron de la apabullante victoria del Valls Teixidó ante el Brisasol Salou (84-66). 

Ambos entrenadores habían dejado claro que pese a ser un partido oficial, dadas las circunstancias, el objetivo del partido era seguir poniendo a punto los jugadores de cara a la Liga EBA. No solo físicamente, sino también a nivel táctico. Sin embargo, un derbi es un derbi, y cada canasta, robo o tapón se celebra como si fuera decisivo. En este sentido, el club local notó e hizo valer el apoyo de su afición y arrancó dos marchas por encima de su rival. El ímpetu de Sergi Domènech lideró el inicio del Valls Teixidó, y Diamond dejó claro que será una de las grandes atracciones esta temporada para acudir al Joana Ballart. Tan dormido empezó el CB Salou que no fue hasta el minuto cuatro que estrenó su casillero, cuando ya se veía con un resultado abultado en su contra que marcó el partido (14-0). 

En el segundo cuarto se trabó el juego, sin ningún equipo que encadenase ataques consecutivos fluidos. En el ritmo farragoso que había adquirido el choque, el Salou se supo adaptar mejor a lo que pedía el partido. Minimizó opciones cerca de su aro, y a base de garra sacó puntos en situaciones complicadas. Óscar Ngomo fue el más productivo de los salouenses. Tuvo que hacer la guerra por su cuenta, y a base de pelea, logró mantener su equipo a flote al descanso (41-26). 

La segunda mitad empezó de la misma manera que la primera. El CValls saltó a la pista con la idea de rematar el partido cuanto antes. Diamond y Olivier se encargaron de ello, comandando un parcial inicial de 10-2 que daba una nueva máxima ventaja a los locales (51-28). El acierto de Jordi Llagostera -anotó los mismos que el Salou completo- desde el triple acabó de romper el partido, y el conjunto de Oriol Pozo superó la barrera de los 30 puntos de diferencia.

En los últimos minutos de partido, CJ Barksdale y Balta sacaron el orgullo del Brisasol Salou para empezar a recortar puntos y maquillar el resultado. Finalmente, el resultado dictó sentencia y demostró la superioridad que tuvo el Valls Teixidó en el derbi (84-66). 

El protagonismo, pero, se lo llevó la afición, que demostró que se puede vivir el deporte en directo si es de manera segura e higiénica. Lo agradecieron los jugadores y el espectáculo. Una relación de retroalimentación que no beneficia a ambos.

Temas

Comentarios

Lea También