Más de Deportes

El Valls crea valores con el primer equipo adaptado de la provincia

El club, comandado por Jepi Selva y Roger Molina, lidera un proyecto basado en la formación y la educación por encima del resultado

Marc Libiano

Whatsapp
El Valls crea valores con el primer equipo adaptado de la provincia

El Valls crea valores con el primer equipo adaptado de la provincia

Roger Molina devora la formación siempre arropada en los valores. Como exportero de élite se ha cansado de la exigencia desmesurada del resultado en la educación de jóvenes talentos. Precisamente esa búsqueda la mantiene atrapado. Se ha convertido en su gran lucha y en su gran pasión. El exportero del Reus y de El Vendrell se instaló en un proyecto distinto cuando decidió tomar las riendas del Club Patí Valls. Lo hizo después de una llamada de su amigo íntimo Jepi Selva, todavía jugador del Viareggio italiano, vallense de corazón y alma máter del hockey en la capital del Alt Camp. De la sociedad Selva-Molina ha nacido una idea interesante; formar a los chicos y chicas a través de los valores y aislarles del drama resultadista.

Molina invierte parte de su tiempo en la investigación de metodología y en leer mucho. Quedó impresionado de la escuela de valores que ha elaborado el Villarreal de fútbol. Gracias a un reportaje en la prensa conoció un ideario que ha decidido seguir. En el proceso educativo del submarino amarillo, los jóvenes futbolistas que viven en la residencia del club, visitan a menudo centros con chicos y chicas con síndrome de down y discapacidad intelectual. La entidad les hace ver, de esta forma, la realidad vital del día a día, más allá de la postura privilegiada que disfrutan las estrellas del fútbol. El objetivo pasa por una educación coherente, basada en los valores de solidaridad y respeto. 

Un equipo pionero
Molina se embarcó el pasado año en un proyecto fascinante, que la junta del Club Hoquei Valls, formada íntegramente por padres y madres de los jugadores, aceptó. Se puso en contacto con la Fundació Privada Ginac para inaugurar la creación de un equipo de hockey adaptado, el primero que existe en la provincia. De esta forma, Dani, Prudencio, Jordi, David, Ignasi, Francisco, Cristina, Loli, Domingo, Navarrete, Jordi P., Albert, Rubén, Tania y Jaume, todos ellos con discapacidad intelectual, ya forman parte de la nueva sección del club. Entrenan los viernes por la mañana y ya han debutado durante el descanso del partido del primer equipo, el pasado 30 de marzo. 

A través de esta propuesta, Jepi y Roger han diseñado una escuela de valores similar a la del Villarreal. Un jueves al mes, los equipos que forman la academia del CH Valls, comparten un entrenamiento con los chicos y chicas del adaptado. «La idea es crear una interacción y que los chicos y chicas se intenten poner en la piel del otro. Se da un valor solidario importante entre ellos y eso nos ayuda a formarles mejor», comenta Molina, un ideólogo de otra forma de entender la formación. «Estamos muy acostumbrados a basarnos sólo en el resultado. Intento explicarles a los jugadores el por qué deben mejorar y cómo hacerlo, más allá de una simple victoria o una derrota». El exarquero asegura que, en estos dos años de trabajo, la evolución de los futuros cracks ha resultado evidente.

El nuevo catálogo formativo del Club Hoquei Valls apenas cuenta con dos años de vigencia y ya se ha situado en 60 jugadores, los que componen la entidad de hockey que amenazó con desaparecer no hace tanto tiempo. Además, otra de las iniciativas que ha llamado la atención entre los niños es la actividad extraescolar que Molina ha inculcado en cinco colegios de la ciudad. Ya han participado en ella unos 100 niños y niñas, que han descubierto el hockey desde otra perspectiva. 

Mientras Jepi Selva amplía su carrera profesional en activo en el hockey italiano, Roger Molina ha abandonado la élite para divertirse en el primer equipo del Valls, que ahora mismo comanda la Segunda Catalana y depende de sí mismo para alcanzar un ascenso que completaría el primer ciclo del proyecto. Un proyecto basado en valores humanos y en el disfrute del camino.

Temas

Comentarios

Lea También