El Valls se replantea competir en Tercera

Podría renunciar a la categoria si no encuentra el apoyo necesario

ENRIC ALGUERÓ / ALEX SALTÓ

Whatsapp
Un encuentro de esta pasada temporadade la UE Valls. Foto: Alfredo gonzález

Un encuentro de esta pasada temporadade la UE Valls. Foto: Alfredo gonzález

La junta directiva de la Unió Esportiva Valls ha convocado a sus socios a la Asamblea General Ordinaria prevista para el próximo 17 de julio en el recinto del Vilar, a las 20 horas. El orden del día constará de ocho puntos, destacando los referentes a la presentación y aprobación del balance económico de la temporada 2019-2020, con su correspondiente resumen deportivo y continuidad de la actual junta directiva. El que se presenta como punto más importante es el referente al análisis de la situación actual del club por si se puede hacer frente a la Tercera División. Ha sido una temporada histórica, y el club espera poder disfrutar de lo logrado en el terreno de juego.

De momento, los directivos del club vallense han aplazado la presentación de las incorporaciones y posibles nuevas renovaciones que tenía previsto efectuar en los próximos días. El objetivo es, por el momento y antes de presentar nuevos jugadores, poder clarificar y definir la viabilidad y firmeza del nuevo proyecto, para poder afrontar con garantías este nuevo reto de la Tercera División. Hay que tener en cuenta, además, que han sido dos cursos consecutivos logrando el ascenso, lo que quiere decir que hasta hace solo dos años, el club estaba preparado para competir en Segunda Catalana, y ahora se encuentra ante el reto de disputar la cuarta competición de mayor nivel nacional.

Hasta la fecha, los directivos del conjunto de la capital del Alt Camp se habían asegurado la continuidad de nueve jugadores y del técnico Joan Pallarés, en un intento de mantener la mayoría del bloque de la plantilla que logró el ascenso, pero antes de dar un paso más adelante, esperan la celebración de la Asamblea de socios y el resultado de las gestiones que están realizando, pues ya han manifestado que sin la colaboración por parte de las administraciones es imposible afrontar la categoría con las suficientes garantías. Incluso, en caso de no lograr el necesario apoyo, podrían plantearse la renuncia a su plaza.

Xavier Pérez, vicepresidente del club, confía en que la situación se acabe desencadenando favorablemente. «Somos optimistas y confiamos en que finalmente todo llegue a buen puerto. Sin embargo, debemos ser precavidos siempre, y queremos también consultar la opinión de los socios». La junta directiva quiere tener garantizada la salud del club en todo momento, y trabaja activamente con el ayuntamiento para encontrar recursos para lograr el objetivo.

Desde el cuerpo y la plantilla destaca la tranquilidad. El entrenador de la UE Valls, Joan Pallarès, prefiere no pronunciarse respecto a la asamblea y dejar trabajar a la junta con el claro objetivo de que no lleguen mala noticias. Este es el único escenario que se plantea Pallarès, el del ascenso. «Yo debo seguir confeccionando y preparando a la plantilla para la nueva temporada, y lo hago pensando en que vamos a subir. Somos optimistas».

Para el técnico, la siguiente temporada, como no podía ser de otra manera, no será una cualquiera. «Valls se merece esto. El Vilar se llenaría, recibiríamos la visita de equipos históricos y sería un año para que no solo el club disfrutara, sino también la ciudad. Hay gente que me dice que este año se engancharán al fútbol, que se harán socios», remarca Pallarès.

El club trabaja a todo motor para consagrar lo que se ha obtenido dentro del terreno de juego, el derecho a competir en Tercera División.

Temas

Comentarios

Lea También