Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ampostino David Morales, toda una vida entregada al mundo del remo

Lleva tres décadas en el CN Amposta, entidad en la que empezó como remero y de la que es el Director Técnico y responsable de los entrenadores

V. Maigí

Whatsapp
En la imagen el entrenador ampostino del Club Nàutic Amposta David Morales.

En la imagen el entrenador ampostino del Club Nàutic Amposta David Morales.

David Morales Paz (Amposta, 39 años) es el Director Técnico y el responsable de los entrenadores del Club Nàutic Amposta, lo que se conoce como entrenador jefe. David lleva treinta años en el club de la capital del Montsià (14 como entrenador), en el que ha vivido momentos especiales. Además, también es el seleccionador nacional de la categoría sénior femenina sub’23 y desde hace doce años, está en el Centre de Tecnificació de les Terres de l’Ebre.

A pesar de que su vida está entregada al remo, David confiesa que «el primer deporte que practiqué fue fútbol, durante un año, porque mi padre jugaba, pero a los 9 años probé el remo porque mis tíos eran remeros y uno de ellos, además, era el entrenador». Desde entonces ya no se ha desligado de una disciplina deportiva que es su pasión y en la que ha tenido experiencias inolvidables: «la más destacada como competidor fue estar en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 con 18 años, y la medalla de oro lograda en el Mundial sub’23 de Hamburgo».

David sigue diciendo que «como entrenador, destacaría las cuatro medallas conseguidas en los Mundiales júnior y, como no, estoy orgulloso por la participación de Aina Cid en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ya que a pesar de no ser su entrenador en la Selección Española en aquel momento, sí que lo he sido desde sus inicios a los diez años. Ver que uno de sus deportistas llega a unos Juegos y, además, logra diploma, llena de orgullo y me anima a seguir».

David confiesa que su trabajo es también su hobby y su pasión, y está dedicado a un club que actualmente tiene un centenar de remeros y remeras entre todas las categorías. El preparador apunta que «la filosofía nos viene de herencia. Es una entidad en la que la prioridad son los remeros e intentamos cuidar la cantera para poder conseguir remeros internacionales destacados. Todo esto, sin olvidar los antiguos deportistas de élite que ahora gozan del remo en la vertiente no tan competitiva. David intenta inculcar a sus pupilos los valores de siempre: «lo principal es el trabajo y la constancia. También es importante la resiliencia, todos quieren llegar y triunfar y eso es muy difícil».

Sobre los retos de esta temporada, el preparador afirma que «como siempre, intentaremos conseguir el máximo de medallas en los Estatales y mantenernos entre los cinco mejores clubes nacionales. También queremos aportar a nuestros remeros al equipo español y al catalán para competiciones internacionales». A cerca de la posibilidad de repetir experiencia llevando en un futuro a algún componente del club a unos Juegos, David explica que «confío en que en Tokio vuelva a haber presencia ampostina».

Hasta hace unos meses, el Club Nàutic Amposta estaba presidido por Luismi Oliver, ahora nuevo presidente de la Federación Española de Remo, un aspecto que, según David, «será bueno, porque conoce bien el gran trabajo que se realiza en la provincia».

El ámbito personal

Remo a parte, David disfruta de su mujer y sus dos hijas, de 4 y 2 años: «no es fácil compaginar remo y familia y aprovecho para agradecer la paciencia de mi mujer, porque trabajo los siete días de la semana. Los fines de semana también entrenamos o competimos. Gozo el día a día despertando a las pequeñas y llevándolas a la escuela, haciendo la cena…. estoy con ellas el poco tiempo libre del que dispongo debido a mi trabajo».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También