Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes BTT

El ampostino Josep Betalú gana el Reto del Quetzal en Guatemala

El ciclista de la capital del Montsià se impuso en las cuatro etapas, demostrando su tremenda calidad
 

Redacción

Whatsapp
Josep Betalú durante una de las etapas del Reto del Quetzal en Guatemala. foto: CR Sport

Josep Betalú durante una de las etapas del Reto del Quetzal en Guatemala. foto: CR Sport

Realizando una auténtica exhibición, Josep Betalú (BMC-  Constructora Arpo- Pasión MX) se impuso en una nueva edición del Reto del Quetzal. El ciclista ampostino venció con autoridad, finalizando con un tiempo de 11:30:28, y superando a sus rivales más directos: el costarricense Federico ‘Lico’ Ramírez (Pasión MX-Shimano-Scott), que fue segundo con 11:55:34, y al guatemalteco Luis López (Ópticas Deluxe), que acabó tercero con 12:113:38.

Betalú llegó el primero en las cuatro etapas (un total de 195,6 kilómetros), de una prueba de resistencia de montaña que empezó en Antigua Guatemala, con final cuatro días después en Quetzaltenango. Esta importante cita pasó por los lugares mas bellos de la región, desde áreas verdes del altiplano, hasta los volcanes activos de Quetzaltenango. 

Para completar su espectacular actuación, Betalú logró batir el mejor tiempo de la etapa reina (de Antigua a Panajachel) en 7 minutos. Hasta el momento el mejor registro pertenecía a Luis Mejía de Asfaltos CBZ (4:51:18), y el ebrense lo dejó en 4:44:35.

Lógicamente, Betalú terminó muy satisfecho por este triunfo:  «estoy feliz por haber logrado otra victoria en centroamérica, donde me siento como en casa, y en un prueba muy atractiva y dura». El corredor del Montsià  insistió sobre todo en la exigencia de la última etapa: «ha sido realmente dura, rodando mucho tiempo e incluso superando los 3000 metros de altitud. Esto pasa factura, pero a partir de la mitad de la carrera he ido aumentando considerablemente el ritmo para poder llegar en solitario a la meta». El ampostino empieza a sentirse bien: «las primeras pruebas me las tomé como un inicio de mi preparación, pero en el Reto del Quetzal he empezado a sentirme fuerte».

Temas

Comentarios