Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ciclista de Alcanar Edu Prades se lleva la segunda etapa del Tour de Provenza

El ciclista de Movistar venció en la segunda etapa del Tour de Provenza, entre Istres y La Ciotat

Diari de Tarragona

Whatsapp
Edu Prades triunfa en el Movistar Team en el Tour de Provenza. Foto: Movistar Team

Edu Prades triunfa en el Movistar Team en el Tour de Provenza. Foto: Movistar Team

Alcanar está de enhorabuena. Su ciclista Edu Prades (Movistar) rompió todos los registros de manera inesperada. Nadie contaba con una victoria tan prematura en su primera temporada en la élite del ciclismo mundial. Sin embargo, consiguió un milagro al alcance de muy pocos.  El ciclista de Alcanar conquistó este viernes la segunda etapa del Tour de Provenza, entre Istres y La Ciotat, de 191 kilómetros, en la que otro español, Gorka Izagirre (Astana), tercer clasificado, se enfundó el maillot de líder.

Prades, de 31 años, en su primer año con los colores del Movistar tras su paso por el Caja Rural y el Murias, alzó los brazos con un tiempo de 4h.50.15, por delante del francés Tony Gallopin (Ag2r) y de Izagirre, en un esprint que cerró la etapa a una media de 39,61 kms/hora. Suponía la tercera victoria del cuadro telefónico en 2019.

Jornada favorable también para Gorka Izagirre, quien en su primer año con el Astana se puso de líder y podrá defender el maillot en la tercera etapa, este sábado, entre Aubagne y Circuit de Castellet, con un recorrido de 185,8 kilómetros, en el que el ciclista español defenderá una exigua ventaja de 2 segundos sobre el francés Thibaut Pinot (Groupama) y de 6 respecto al también galo Tony Gallopin (Ag2r).


Para Edu Prades, la meta de La Ciotat se convirtió en el escenario de un sueño cumplido. "Es un sueño. Cambiar de equipo, llegar al WorldTour y conseguir una victoria a principio de año con tu nuevo equipo es impresionante. Me da confianza a mí y también a todo el equipo; pienso que les devuelvo un poco el esfuerzo que han hecho para traerme y depositar esa confianza sobre mí", señaló en meta.

Se trataba de un esprint complicado y con rivales más rápidos que él, pero el catalán supo esperar su momento y la moneda le cayó de cara.
"He esperado al último momento, lanzando desde atrás, y por fortuna ha salido bien. Quiero saborear mucho este triunfo, no es fácil tan pronto imponerse.

Además, las carreras aquí en Francia son una clásica cada día, siempre se disputan a tope sin pensar en mañana. ¿Próximos objetivos? Por ahora, ir etapa a etapa. Estamos arriba en la general, pero debemos ir paso a paso y ver hasta dónde llegamos", destacó.

Temas

Comentarios