Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cielo se les cae encima

La UE Llagostera recurre a Astérix y Obélix para hacer frente a las 'tropas romanas' del Nàstic. Esta es la divertida campaña que ha ideado el club gerundense de cara al partido del sábado

Jaume Aparicio López

Whatsapp
El portero René es el futbolista caricaturizado como Obélix, mientras que Juanjo es Astérix. Foto: DT

El portero René es el futbolista caricaturizado como Obélix, mientras que Juanjo es Astérix. Foto: DT

Albert Uderzo y René Goscinny crearon –el uno a base de trazos y el otro con historias hilarantes– el peor enemigo del Imperio Romano de Julio César. Un pequeño poblado galo cuyos dos habitantes más destacados son el pequeño guerrero Astérix y su inseparable amigo Obélix, de profesión repartidor de menhires. La aldea de los irreductibles, como se llaman, sobrevive a la invasión gracias a la poción mágica que fabrica su druida Panorámix y que les dota de una fuerza sobrehumana. A ellos ha recurrido la UE Llagostera para tratar de resistir a la más que probable invasión de la Marea Grana, con el incansable centurión Nasticus al frente, en su divertida campaña #Llagosterix de cara al partido del sábado a las 18.00 horas en el Municipal de Palamós.

El departamento de marketing y comunicación del Llagostera, con Edgar Alsina al frente, diseña una campaña personalizada para cada partido como locales. Se ha servido de diferentes elementos inspiradores. Desde videojuegos como el Grand Thief Auto (GTA) para el Mallorca o películas (ante el Alcorcón se vistieron de Vengadores. En esta ocasión, aprovechando el origen romano de Tarragona, han recurrido al cómic para convertirse, otra vez, en el peor enemigo del Nàstic.

Entradas 30 euros

En Tarragona el partido en Palamós es uno de los más esperados de la temporada. Desde el inicio está marcado con rotulador rojo. Hay ganas de regresar al lugar de los hechos. Aunque sea a unos kilómetros de distancia, ya que el Municipal de Llagostera no está adecuado para albergar encuentros de Segunda división.

No es de extrañar que las 300 entradas del convenio de la AFEPE(Aficiones Unidas) estén ya vendidas. Los socios que hayan adquirido una de estas entradas se pueden considerar afortunados. Han pagado 15 euros. El precio estipulado en el acuerdo entre aficiones de la LFP. El resto tendrá que rascarse más el bolsillo.

Si compran una de las 300 entradas que el Llagostera ha enviado de más al Nàstic a petición del club grana, pagarán 30 euros. Un precio, que según apuntan desde la Federació de Penyes, no corresponde con lo que han pagado el resto de seguidores de otros equipos. Sin embargo, desde el club gerundense especifican que ante la presumible llegada de seguidores granas –y en una visión comercial pura y dura– se ha decidido ubicar a los aficionados granas en la zona de Preferente-Lateral, cuyo precio estipulado es de 30 euros –en Gol costarán 20 euros y 40 en Tribuna–. De agotarse la segunda remesa de entradas, el Nàstic pedirá una tercera.

Los abonados de la UE Llagostera también deberán pasar por taquilla, aunque solo será para presentar el carnet y recibir de manera gratuita una entrada. Además, podrán sacar tres entradas extra de más a precios más económicos (10 euros Gol, 15€ Preferente y 20 € Tribuna). Las entradas están a la venta tanto en el Municipal de Palamós como en el de Llagostera.

La capacidad del Palamós-Costa Brava es de 3.724 espectadores, después de la reforma obligada por la LFP y que les supuso perder más de 2.000 espectadores de aforo.

Los irreductibles galos sólo temen una cosa, que el cielo se les caiga encima. En Sant Jordi que miren hacia arriba.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También