Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El corazón de Mirko Bertolucci vuelve a latir

El delantero del Viareggio, rival del Reus este sábado, ha vuelto a jugar después de superar una operación cardíaca. Un tifosi del Forte dei Marmi,  eterno rival del Viareggio, le aconsejó el especialista que le operó

Marc Libiano

Whatsapp
Mirko Bertolucci celebra el gol que le anotó al Reus en la Copa Continental. Foto: Gabriele Baldi

Mirko Bertolucci celebra el gol que le anotó al Reus en la Copa Continental. Foto: Gabriele Baldi

Diciembre de 2015. El Viareggio de Mirko Bertolucci (Viareggio, 1972) se mide en el Pala Barzacchi al Trissino. El histórico atacante cae desmayado. Las primeras pruebas no hallan ninguna dolencia y Mirko decide mantener la normalidad. Sólo hasta que, cuatro días después, la parte derecha de su cuerpo queda paralizada. Por suerte, las piernas no. Bertolucci se encuentra de regreso a casa, tras una cena de equipo. Minutos después le internan en el hospital de la ciudad italiana en busca del problema. Todo apunta a alguna anomalía cerebral. Pista falsa. Mirko padece un problema cardíaco que precisa tratamiento quirúrgico. El mundo hocḱístico italiano se moviliza tras una conferencia de prensa del propio jugador, en la que anuncia que la temporada ha finalizado para él.

La noticia salta por los aires en las redes y se hace viral en la Europa del stick. Tanto que un tifosi del eterno rival del Viareggio, el Forte dei Marmi, contacta con Mirko vía Facebook. El detalle eleva al deporte a las alturas. El chico le ofrece la opción de visitar a un doctor experto en intervenciones cardíacas. Ese médico mantiene buena relación con el hincha del Forte. Michele Murzi es la eminencia que opera a Mirko un 8 de enero de 2016 y logra que éste pueda recortar plazos en la recuperación. No sólo eso. El pequeño de los Bertolucci regresa a las pistas cuatro meses después. En abril participa en los últimos tres partidos de la fase regular del Scudetto y en los play off. Los signos de admiración aparecen en cualquier rincón del mundo.

Durante el tratamiento y después, el delantero de la mejor generación de jugadores italianos de los últimos 20 años recibe el cariño de todos los aficionados al hockey. Le han llegado mensajes de apoyo desde Colombia, Argentina o Brasil. En todas las pistas italianas ha notado el afecto de los rivales en forma de aplauso o algún que otro tifo en su honor. Mirko es un tipo carismático, de esos jugadores de época que calan entre los sibaritas adeptos a las pistas durante los fines de semana. El italiano podrá realizar lo que siempre ha soñado; retirarse en una pista y no en una camilla.

Fue rojinegro en la 2009-10

La vida deportiva de Mirko Bertolucci se puede considerar como nómada. No ha parado dar vueltas. Ha competido en las tres ligas europeas más potentes; la portuguesa, la italiana y la española
Y es que vistió la camiseta del Reus Deportiu en la temporada 2009-10. Llegó a la capital del Baix Camp junto a su hermano Alessandro, en aquella plantilla que dirigía Alejandro Domínguez. El Reus levantó en aquel curso hasta dos títulos. Ganó la Copa Intercontinental ante el Petroleros de Mendoza, en el Pavelló Olímpic. Hizo lo propio con la Continental, tras superar al Mataró en Sant Sadurní. 
La aventura de los Bertolucci en Reus duró solamente una temporada. Parecía que iban a prolongar su contrato, aunque el club, finalmente, decidió que no fuera así. En todo caso, los dos jugadores dejaron un buen recuerdo en la capital del Baix Camp. El sábado se medirán a su pasado.

Temas

Comentarios

Lea También