Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El derbi desde el palco

Tanto Xavier Llastarri, presidente rojinegro, como Josep Mª Andreu, mandatario grana, atendieron a los medios tras el choque

Marc Libiano/Jaume Aparicio

Whatsapp
Llastarri (i), junto a Andreu (d), en el palco rojinegro. Foto: Pere Ferré

Llastarri (i), junto a Andreu (d), en el palco rojinegro. Foto: Pere Ferré

Xavier Llastarri, presidente del Reus, se mostró feliz con el partido de los suyos. No había sido un partido extremadamente vistoso, y eso era consecuencia de las alturas de la temporada en las que se disputaba el derbi tarraconense. 

«Ha sido un partido típico del mes de agosto con dos equipos con las plantillas por cerrar. Más o menos era lo que me esperaba», aseguró el presidente.
Llastarri también quiso recalcar el hecho de que «hemos jugado sin cinco lesionados y hemos tenido que tirar incluso de Juan Domínguez, recién fichado, pero estoy contento con la respuesta del equipo». 

Llastarri: "En el palco se ha vivido con deportividad"

También aprovechó para lanzar un mensaje a la afición rojinegra tras el derbi. Comprende que haya dudas, pero no duda en que las cosas se están haciendo bien y que la confianza será vital para que el Reus complete otra temporada de ensueño en la categoría de plata del fútbol español.  «Hay que tener paciencia porque es un equipo nuevo con jugadores y míster nuevo». Lamentó también el hecho de «haber errado el penalti del final». Aunque también quiso recalcar que fue un partido con alternativas en el que cualquiera de los dos equipos se podría haber llevado la victoria en el derbi. 

Respecto al ambiente vivido en el palco tras una semana de polémica con el tema de la venta de entradas, Xavier Llastarri afirmó que «en el palco se ha vivido con mucha deportividad. Tengo muy buena relación con Josep María Andreu y prefiero que el derbi llegue ahora y no como el año pasado con una importancia dramática para los dos equipos». Unas declaraciones que demuestran que el ambiente de tensión que se respira en un derbi se desvanece cuando se vive desde el palco.  

Al presidente del Nàstic, Josep Maria Andreu, el partido le dejó un mal sabor de boca. No tanto como los dos últimos derbi –que acabaron con derrota grana–, pero sí con la sensación de haber perdido dos puntos. 

El dirigente grana, al igual que minutos despés diría el entrenador Lluís Carreras, la segunda mitad de su equipo mereció un resultado mejor. «Hemos jugado una buena parte y merecíamos un poco más. Lo que pasa es que ellos han tenido la ocasión del penalti», comentó Andreu a la salida del palco del Estadi Municipal de Reus.

Especialmente contento estaba el presidente del Nàstic con la parada del penalti. «Me alegro mucho por ‘Dimi’ que lo haya parado». El portero macedonio leyó las intenciones de Querol y aguantó hasta que el reusense golpeó el esférico. No logró engañarle y lo atajó.

Andreu: "Los jugadores se han dejado la piel"

Respecto a la imagen del Nàstic en el primer tiempo, Andreu señaló que «el Reus ha apretado. Jugaba en casa. No es fácil jugar fuera y ellos han apretado». El presidente tarraconense señaló al gol de Ledes como el principal motivo del mal juego de los suyos en los primeros 45 minutos. «Posiblemente el gol nos ha afectado». 

Josep Maria Andreu quiso valorar la reacción de sus jugadores tras el descanso. «La segunda mitad hemos sabido remontar. Los jugadores se han dejado la piel», explicó el dirigente tarraconense para el que ese buen papel podrían «haber sacado tres puntos».

El dirigente del Nàstic destacó el buen ambiente que se vivió en el palco y también en la grada, en la que más de 200 seguidores granas animaron a su equipo hasta el último minuto.

No faltó a la cita del derbi el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros. A su llegada al estadio, el edil tarraconense estuvo departiendo con el presidente del CF Reus, Xavier Llastarri. El dirigente rojinegro le explicó a pie de césped los problemas con el hongo que ha destrozado el terreno de juego reusense.

En el palco se encontró con su homólogo de Reus, Carles Pellicer. En la zona noble, donde también estaban varios consejeros del Nàstic, el presidente de la FCF, Andreu Subies, así como Joan Oliver, máximo accionista de la entidad rojinegra, el derbi se vivió con pasión pero con cordialidad.

Comentarios

Lea También