Más de Deportes

Deportes FÚTBOL

El dominio absoluto del Nàstic en el grupo catalán

El equipo tarraconense es el más goleador, el menos goleado y el que ha perdido menos duelos

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Los jugadores del Nàstic celebran un gol en el Nou Estadi. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los jugadores del Nàstic celebran un gol en el Nou Estadi. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El dominio que está ejerciendo el Nàstic en el subgrupo 3A de Segunda B es acaparador. No hay ninguna duda de que es el mejor equipo. Lo dicen los puntos, 28, más que ningún otro, pero también los números en cuanto a partidos perdidos, goles anotados y tantos encajados. Discutirle el liderato es una tarea titánica como ha podido comprobar el Andorra. En uno de los subgrupos más competidos de la categoría (la distancia entre el tercero, zona de ascenso, y el octavo, área de descenso, es de únicamente cuatro puntos) los granas están ejerciendo hasta el momento un control tiránico.

Para empezar pocos equipos han cedido únicamente una derrota en las 15 jornadas que se llevan disputadas. Es un selecto grupo en el que apenas figuran tres equipos. El Nàstic, el Bilbao Athletic y el Badajoz. Ni siquiera el temido Ibiza ha sido capaz de mantenerse invicto tanto tiempo. De hecho, de los tres que solo tienen una derrota en su casillero el equipo tarraconense es el que mantiene una racha más larga de imbatibilidad. 14 partidos llevan los de Toni Seligrat sin conceder los tres puntos. El único encuentro que lo hicieron fue en la primera jornada de liga. El Nàstic cayó en el Estadi Johan Cruyff por 1-0 con gol de Arnau Comas. Una derrota que no estuvo exenta de polémica, ya que al conjunto grana no se le señaló un claro penalti en el tiempo de prolongación que pudo darle el empate.

Desde ese día nadie ha podido superar al Nàstic, convertido en el equipo de toda la categoría que más cara vende su piel. Los granas han hecho suyo el lema «si no puedes ganar, al menos no pierdas». Una consigna que se ha hecho más evidente cuando el equipo ha ido por detrás en el marcador.

En las cinco veces que ha visto como el rival se ponía por delante, los futbolistas del Gimnàstic han conseguido igualar en cuatro de ellas y en una, ante el Andorra en el Nou Estadi, incluso se anotaron la victoria con una remontada espectacular en menos de veinte minutos (del 0-2 al 4-2).

Al técnico Toni Seligrat se le ha achacado, casi como por inercia, la etiqueta de defensivo. Un cartel que esta temporada ha quedado desfasado. Su equipo es el más goleador de la categoría. 28 goles han marcado en 15 partidos. Una media de casi dos por encuentro. Otra vez, únicamente el Badajoz ha podido seguir el ritmo de los tarraconenses. En el grupo 3, ni en el A ni en el B, hay nadie con ese nivel de producción goleadora. Brugui con 5 dianas y Pol Ballesteros con 4 lideran la tabla de pichichis del equipo.

Pero es que además, esa capacidad ofensiva no ha afectado para nada su rendimiento en la parcela defensiva. El Nàstic es el menos goleado del grupo catalán. 12 goles ha encajado en todo el campeonato y en casi la mitad, 6 partidos, ha mantenido la portería a cero. Ni los cambios de portero han pasado factura a una línea defensiva segura que cuenta con Álex Quintanilla como el líder.

En definitiva, la fortaleza que está mostrando el Nàstic en las dos áreas le sitúan en la teórica pole position no solamente de cara a finalizar entre los tres primeros de esta primera fase, asegurándose el acceso a la Primera División RFEF (o Segunda B Pro, como se quiera llamar), sino entre los más firmes candidatos a pelear por el ascenso a la Segunda División.

La plantilla, no obstante, solo se centra en el partido del sábado ante L’Hospitalet.

Temas

Comentarios

Lea También