Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El exjugador del Nàstic, Felipe Sanchón, avisa: 'Venimos con confianza'

El delantero del Girona alaba el inicio del cuadro tarraconense y prioriza el partido de liga de mañana
Whatsapp
Felipe Sanchón celebra con Álex Bergantiños el gol que dio la permanencia en Segunda en la 2010-11. Foto: Nàstic

Felipe Sanchón celebra con Álex Bergantiños el gol que dio la permanencia en Segunda en la 2010-11. Foto: Nàstic

Su estancia en Tarragona fue corta. Apenas duró cinco meses. Pero el recuerdo de Felipe Sanchón en el Nàstic está íntimamente ligado a la temporada 2010-11, cuando los goles de ‘Felipao’ fueron cruciales para la salvación del equipo en la categoría de plata. «Fue breve pero intenso, por la dura situación que atravesaba el equipo y el cambio en la segunda vuelta, logrando el objetivo de la permanencia de manera agónica», recuerda el jugador barcelonés.

Finalizado el curso, Felipe Sanchón tuvo que volver a la disciplina del Granada, club que lo cedió al Nàstic a cambio del traspaso de Álex Cruz. Desde la distancia siguió el declive grana en la siguiente temporada. «El descenso fue un palo, porque una vez en Segunda B es muy difícil volver a subir. Hay muchos equipos, algunos históricos que complican el ascenso. Pero si lo han conseguido es porque las cosas se han hecho bien», comenta.

Felipe pudo seguir en Tarragona, pero pese a los intentos del club por fichar al menudo delantero, el futbolista acabó en el Hércules la siguiente temporada, antes de regresar al que considera su club:«Siempre lo he dicho, el Girona es el equipo en el que mejor he estado». Hoy hace diez años jugó su primer partido de rojiblanco.

En el conjunto catalán es toda una institución. Ha jugado más de 140 partidos con la camiseta rojiblanca. Un centenar en estos últimos tres años, siendo un futbolista importante para todos los entrenadores que han pasado por el banquillo gerundense. Pero con 33 años, sabe que «nadie es indiscutible» y que cada curso hay que trabajarse el puesto. Este año, admite «es el que más competencia tengo, con los fichajes que se han hecho y los que ya estábamos». De momento, en los dos primeros partidos de campeonato ha sido titular.

Quique Cárcel, director deportivo del Girona, y el técnico Pablo Machín, han vuelto a confiar en el mismo bloque que se quedó a las puertas de un ascenso a Primera que hubiera sido histórico. «Siempre llevaré el mal recuerdo del partido ante el Lugo, porque aunque después contra el Zaragoza fue duro, todavía quedaba una eliminatoria. Contra el Lugo lo teníamos ahí. Controlado hasta que nos empatan en el 92. Nos tocó vivir lo peor del fútbol», reconoce. El objetivo este curso «es la permanencia, sabiendo el equipo que somos, aunque ojalá podamos volver a estar en los puestos de arriba».

Este sábado (18.00 h) Felipe y el Girona visitan el Nou Estadi tras una nueva derrota en el descuento ante el Numancia. Un partido que iban ganando por 2-1 a falta de siete minutos para el final y que demuestra que «en Segunda no te puedes relajar hasta que el árbitro no pite el final». Pese a ello, el barcelonés afirma que «venimos con confianza, porque sabemos a lo que jugamos».

Felipe ve al Nàstic «como un rival complicado, que ha mostrado ser un contrincante difícil a pesar de llevar el cartel de recien ascendido. Seguro que costará sacar un buen resultado en Tarragona».

El del mañana será el primero de los dos duelos Nàstic-Girona que se vivirán en el Nou Estadi de Tarragona en cuatro días. El delantero tiene claro cuál es el prioritario:«Lo importante es la liga. La Copa es un premio si consigues jugar ante un Primera, estamos concentrados en el primero».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También