Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Reus Deportiu

El fiscal pide 2 años de cárcel para el expresidente del Club Reus Deportiu por quedarse 75.683 €

El juicio tendrá lugar el 16 y 17 del próximo mes en la Audiencia Provincial de Tarragona

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Joan Sabater en una imagen de archivo. FOTO: J.C. LEÓN/DT

Joan Sabater en una imagen de archivo. FOTO: J.C. LEÓN/DT

Después de que a principios de 2013, un Juzgado de Reus abriera una investigación al expresidente del Club Reus Deportiu Joan Sabater por apropiarse presuntamente de dinero de la entidad a través de dos tarjetas de crédito, finalmente el caso llegará a juicio el próximo mes de diciembre. La Fiscalía pide para el exdirectivo dos años de prisión como autor de un delito continuado de apropiación indebida. Además, se solicita que devuelva los 75.683,71 euros que, presuntamente, se adueñó.

El juicio está previsto para los días 16 y 17 de diciembre, a partir de las 9.30 horas. Entre las personas que están citadas a declarar como testigos están la presidenta del club, Mònica Balsells; el exgerente, Antonio Masip; el excontable, Miquel Àngel Saperas, y el exdirectivo Wenceslao Poblet, entre otros.

El escrito de acusación del Ministerio Público recoge que el acusado, Joan Sabater Escudé, fue presidente del Club Reus Deportiu entre los años 1996 y 2011, teniendo como objetivo el fomento, desarrollo y la práctica continuada de la actividad física y deportiva.

Como máximo responsable de la entidad se le confiaron dos tarjetas de crédito para gastos relacionados con el cumplimiento de sus funciones, gastos que se cargaban a una cuenta que la entidad tenía en la antigua Caixa Tarragona, y que era titularidad del Club Reus Esportiu.

Según apunta la Fiscalía, al menos desde el año 2003 y hasta el 2011, el acusado, «apartándose de modo manifiesto de la finalidad para la que se confiaron las tarjetas de crédito, y procurarse un beneficio ilícito a costa de los fondos del club», realizó gastos estrictamente particulares, tales como puros, clínicas de adelgazamiento y, sobre todo, restaurantes.

Además de los gastos personales, no motivados por la actividad ordinaria del club –ver recuadro adjunto–, en el año 2010 realizó reintegros en cajeros automáticos por importe de 16.000 euros, con unas comisiones bancarias a cargo del club de 527,5 euros. Y al año siguiente habría extraído 15.000 euros con un recargo de 546,5.

El comienzo

La investigación la inició la Fiscalía a partir de la denuncia presentada por un colaborador de la campaña de Joan Sabater contra la recién elegida nueva presidenta, Mònica Balsells. El caso se archivó, pero la investigación continuó ya que el Ministerio Público pidió al club documentación sobre las supuestas irregularidades halladas por el nuevo equipo directivo –presidido por Balsells– respecto a la etapa del anterior presidente.

En aquellos momentos se apuntaba a 23 pagos con la tarjeta en centros dietéticos de Barcelona y Sant Adrià del Besós, otros diez en una consulta privada del traumatólogo Jaume Perramon y compras en centros comerciales como El Corte Inglés y Pyrenées.

Tras una investigación, el fiscal vio indicios de delito y presentó una denuncia en el Juzgado. El caso recayó en Instrucción 1 de Reus. Si bien inicialmente se investigaban los seis últimos mandatos de Joan Sabater –de 2005 a 2011– finalmente, en el escrito de acusación de la Fiscalía, se recogen los ocho últimos. En aquellos momentos se hablaba de 152.000 euros los pagos sin justificar, aunque el fiscal los rebaja prácticamente a la mitad.

Temas

Comentarios

Lea También