El fútbol no profesional arrancará cuando existan garantías sanitarias y jurídicas

La RFEF niega que se haya planteado retrasar las competiciones pero sí que aclara que "considera imprescindible disponer de las máximas garantías para comenzar de inmediato las competiciones de la próxima temporada"

Diari de Tarragona

Whatsapp
El Nou Estadi se prepara para el inicio de la Segunda B, cada vez más cerca.

El Nou Estadi se prepara para el inicio de la Segunda B, cada vez más cerca.

El fútbol no profesional respira aliviado, aunque no del todo, ya que la RFEF (Real Federación Española de Fútbol) ha anunciado que el retrasar las competiciones al mes de enero, tal y como se había rumoreado con fuerza en los últimos días, era una medida que ni por asomo se había planteado: “Es completamente falso que la RFEF haya propuesto retrasar el inicio de las competiciones deportivas al mes de enero o más adelante. Desafortunadamente esta Federación está acostumbrada a estas campañas con continuas falsedades orquestadas con el objeto de desacreditar, desinformar y crear incertidumbre”.

Lo que sí que ha dejado claro la Federación es que el inicio de las competiciones no profesionales se va a tener que hacer bajo unos niveles de seguridad absolutos: “La Real Federación Española de Fútbol considera imprescindible disponer de las máximas garantías para comenzar de inmediato las competiciones de la próxima temporada”. Para ello aboga por la creación de un ‘Plan Transversal’ avalado por los poderes públicos que “ofrezca esas garantías sanitarias y jurídicas para los jugadores y resto de actores, los responsables de los clubes y los organizadores".

En otras palabras, la Federación quiere comenzar las competiciones no profesionales en los plazos establecidos, pero siempre bajo unas garantías de seguridad firmes y que estén diseñadas por el CSD. Un plan que no solo se va a tener que seguir en el fútbol, sino que también en el resto de deportes de equipo, tal y como reclama la RFEF: "Exactamente de la misma forma se va a proceder en las competiciones de ámbito estatal que son competencia de esta Federación. El conjunto de las federaciones deportivas españolas de deportes de equipo -Baloncesto, Balonmano, Hockey, Fútbol, Rugby, Patinaje, Natación, Voleibol y Béisbol, que recientemente se han reunido con el COE- han solicitado una reunión urgente con las autoridades competentes para conocer el marco de garantías sanitarias y jurídicas que deben aplicarse y exigirse a los participantes en las competiciones de ámbito estatal que están bajo su competencia organizativa".

Otro de los puntos en los que la Federación ha hecho hincapié es en defender la situación de muchos trabajadores que esperan cuanto antes el inicio de la temporada y vislumbran con mucho temor un posible retraso del inicio de las competiciones a enero del 2021: "Son muchas las familias cuyos sus ingresos dependen de puestos de trabajo en este sector. Por eso es más importante que nunca volver a la competición con garantías sanitarias y jurídicas y hacerlo lo más pronto posible". Además, la RFEF alega que "la seguridad sanitaria es esencial y que ello debe ser compatible con la vuelta a las competiciones de manera inminente".

A la conclusión más firme a la que se ha llegado, en la reunión celebrada en la que estuvieron presentes la RFEF y las Federaciones Territoriales de Fútbol, fue la siguiente: "Trabajar con el objetivo necesario de que cada una de ellas concrete con las autoridades deportivas y sanitarias de su Comunidad Autónoma cuáles son los requisitos esenciales y mínimos para poder empezar cuanto antes las competiciones que compete organizar a las FFTTs y que puedan iniciarse en el momento en que las autoridades autonómicas les autoricen a ello".

Hay que recordar, que en la reunión también han estado presentes "representantes de los diferentes estamentos participantes en las competiciones profesionalizadas en los órganos federativos creados para estos fines donde están representados los clubes, los futbolistas, los árbitros y los entrenadores para analizar la situación y sacar las conclusiones necesarias a los efectos de adoptar los acuerdos pertinentes, como siempre se ha hecho y como es norma en esta Federación".

Por último, en el comunicado oficial señala que "en el fútbol español existen casi 1.100.000 deportistas con licencia que necesitan empezar a entrenar y competir de manera urgente, pero esto sólo se puede hacer si existen unas garantías de salud mínimas que deben quedar claramente fijadas y establecidas. Es intención de la Federación comunicar a los clubes el comienzo de la temporada con al menos 30 días de antelación, una vez haya un protocolo nacional aprobado por los poderes públicos competentes".

Temas

Comentarios

Lea También