Más de Deportes

El gol, un drama desde la marcha de David Villa

El mal partido de Morata enciende la polémica sobre la falta de gol de la Roja

JAVIER ASPRÓN

Whatsapp
Morata está en el centro de las críticas tras su partido ante Suecia. FOTO: EFE

Morata está en el centro de las críticas tras su partido ante Suecia. FOTO: EFE

El debut de la selección española en la Eurocopa quedó resumido en una sola acción, la del desafortunado remate de Alvaro Morata poco antes del descanso. Más allá de la furibunda reacción de los aficionados de La Cartuja contra el delantero, el fallo vuelve a apuntar a la falta de gol como uno de los gravísimos problemas de la España actual. «Es el discurso de siempre», decía ayer Luis Enrique. «Lo que intentamos es generar ocasiones». En total, la selección remató 17 veces, cinco dentro de la portería, así que por ahí, bien. Falta meterlas, claro.

El debate se agiganta tras noches como la del lunes, segundo partido consecutivo a cero, mientras se obvia después de, por ejemplo, hacerle seis a la Alemania de Low. Siempre será así. No parece tanto una cuestión de nombres, sino de modelo de jugador. Igual que sobran interiores de calidad, faltan asesinos del área. David Villa es lo más cerca que ha estado España de tener esa figura, y aún se le echa de menos.

Fuera de la selección desde 2014, Villa sigue siendo el delantero histórico de referencia de la selección española, su máximo goleador (59 tantos) y el último en quien se confiaba a ciegas para desatascar partidos como el de Suecia. Tenía ese don para los momentos críticos que ahora se echa tanto en falta. Villa, por ejemplo, le hizo dos goles a Ucrania en el estreno del Mundial 2006, tres a Rusia en el arranque de la Eurocopa de 2008 y otros dos a Honduras en el trascendental duelo del Mundial de Sudáfrica que enmendó la derrota inaugural ante Suiza.

Con el adiós de Villa comenzó una carrera frenética en el equipo nacional por encontrar un sucesor de garantías, alguien con su misma capacidad para golpear y definir. Hoy sigue siendo una búsqueda infructuosa.

Por la selección han pasado delanteros de todo pelaje, pero ninguno ha llegado a cuajar tanto. La estadísticas dictan que el que más cerca ha estado de igualar sus registros es justo el delantero que le sucedió. Paco Alcácer debutó con España en la primera lista sin Villa, y desde entonces el hoy jugador del Villarreal cumplió con creces. Sus goles fueron esenciales para lograr la clasificación para la Euro 2016, y aún así se quedó fuera de la lista definitiva.

Tampoco salió adelante la opción de Diego Costa, reclutado en 2014 durante su descomunal campaña con el Atlético, donde acabó con 36 goles. Su llegada ya fue polémica, pues buena parte de la afición no le quería por su carácter. Dentro del campo tampoco despuntó.

Nada se sacó tampoco del regresó a la selección de Aritz Aduriz, que se sumó con 35 años a la lista de la Euro 2016 para revivir al acartonado ataque de la selección. Iago Aspas y Rodrigo Moreno fueron los siguientes en unirse al cásting. El céltico, una de las ausencias más reclamadas para la lista de 24 de esta Eurocopa, lleva ya dos años fuera de la selección.

En estos años, el único delantero que ha sido capaz de consolidarse en la selección es Morata. Desde 2014 ha contado para todos los seleccionadores y con todos ha marcado (19 goles en 40 partidos, uno cada 128 minutos). Y también ha sido el primero en quedarse fuera cuando sufría una racha negativa.

Temas

Comentarios

Lea También