El mejor guante del mundo

El arquero suizo afincado en Torredembarra Eliott Mounoud fue elegido el mejor en su puesto en el fúbol playa

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Eliott Mounoud con el trofeo de mejor portero del mundo. FOTO: BEACH SOCCER WORLD WIDE

Eliott Mounoud con el trofeo de mejor portero del mundo. FOTO: BEACH SOCCER WORLD WIDE

Eliott Mounoud tomó el camino del fútbol playa cuando tenia 16 años. Había pasado por la cantera del Nàstic y del Real Zaragoza, pero su sueño de ser profesional se apagaba. Entonces apareció el Xiri’s Torredembarra. Un grupo de amigos, entre los que figuraba Dani Morros, Jeroni Rañé y un jovencísimo Llorenç Gómez, que le abrieron la puerta del fútbol playa. Nueve años después el arquero torrense de origen suizo es el Mejor Portero del Mundo.

«Es increíble. Es el fruto de un trabajo de muchos años en la playa de Torredembarra, entrenando cada día para poder alcanzar la cima», explica el arquero que obtuvo además el premio por estar en el Mejor Quinteto de la Temporada. Ambos galardones fueron otorgados en la Gala de las Estrellas del Fútbol Playa celebrada en Dubai.

El jurado de Beach Soccer Worldwide, organismo internacional que rige el fútbol playa, tomó en consideración el enorme Mundial que completó Eliott con la selección de Suiza. Quedaron terceros gracias, en buena parte, a las actuaciones del arquero torrense. «La verdad es que a nivel individual me salió un torneo espectacular», cuenta Mounoud que ya obtuvo el ‘Guante de Oro’ de la Copa del Mundo celebrada en Moscú y en la que los helvéticos finalizaron terceros. Cayeron en los penaltis ante los anfitriones. «Fue una pena porque merecimos pasar a la final. Y eso que al principio del torneo nuestras expectativas eran superar la fase de grupos y después ir viendo los rivales. La semifinal se nos escapó en los penaltis», afirma el arquero que logró cinco goles en la competición.

La temporada del arquero torrense no se entendería sin su paso por el San Francisco en la Euro Winners Cup, la máxima competición continental del fútbol playa a nivel de clubes. El conjunto balear completó también un gran torneo superando en la fase de grupos al Kristall, a la postre vencedor de la competición y perdiendo en las semifinales ante el SC Braga.

Nacido en Suiza, Eliott llegó a Torredembarra junto a su familia con tres años. Consolidado en el fútbol playa profesional, con participaciones en las mejores ligas del mundo, Mounoud soñaba con disputar las competiciones internacionales con la selección española.

Pero la llamada de la Roja nunca llegó. Suiza estaba al acecho. «Me dio la oportunidad de competir a nivel de selecciones y ha sido una de las mejores decisiones de mi vida», detalla.

Portero de la UDT

La temporada del fútbol playa ha parado. Al menos la competición durante unas semanas. Pero no así los entrenamientos. Eliott mantiene el plan de entrenamientos conjuntamente con los otros jugadores torrenses de la elite:Edu Suárez, Adri Frutos y José Arias. Antes se unía Llorenç Gómez, hasta que el Mejor Jugador del Mundo de 2016 tuvo que retirarse por sus problemas físicos. Bajan a la arena de la playa de La Paella del municipio cuatro días a la semana. «Tenemos las instalaciones, que pocas poblaciones tienen, y el clima acompaña», explica Mounoud. Un entorno idílico para formar jugadores de fútbol playa. De ahí que no sea nada raro que de su arena hayan salido un Mejor Jugador del Mundo, el Mejor Gol de la Temporada y el Mejor Portero del Mundo. «Puede parecer fácil, pero no lo es. Es un hito que nos lo hemos tenido que trabajar muy duro», concluye el arquero hispano-suizo.

A falta de competición Eliott juega con el UD Torredembarra. «No quería comprometerme pero ahora que nos quedan meses de estar por aquí juego con ellos y entreno. No es lo mismo que el fútbol playa pero me divierto jugando con mis amigos de la Torre».

Temas

Comentarios

Lea También