Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El niño que asombró a Stephen Curry, en Tarragona

Jeffrey Chin, de 9 años, demostró su habilidad ante el mismísimo base de los Golden State Warriors en su visita a la isla de Taiwan. Esta semana participa en el Torneig de Cambrils del TGN Bàsquet

R. Marrasé/Redacción

Whatsapp
Jeffrey Chin esta semana durante uno de los partidos que está disputando con el Toulouse Travel Team en el Torneig de Cambrils del TGN Bàsquet.

Jeffrey Chin esta semana durante uno de los partidos que está disputando con el Toulouse Travel Team en el Torneig de Cambrils del TGN Bàsquet.

Jeffrey Chin es el niño prodigio del baloncesto de Taiwan. Tiene un don con el balón. Sus habilidades superan ampliamente las de cualquier otro joven de su edad. Su talento es innato tanto que fue elegido entre todos los niños de la isla china para medirse en una competición de aptitudes baloncestísticas contra el mismísimo Stephen Curry.

La estrella de la NBA visitó Taiwan hace dos años. Uno de esos viajes exprés de los deportistas al extremo oriente para abrir líneas comerciales a las marcas que les patrocinan. Under Armor organizó el evento e incluyó una exhibición de habilidades del base de los Warriors. La sorpresa llegó cuando en la pista apareció Chin, elegido para representar a toda la isla de Taipei. El reto estaba servido.

Curry retó a Chin a seguir sus movimientos al mismo tiempo que los ejecutaba. El pequeño mantuvo el tipo imitando todos y cada uno de los pasos que hacía su ídolo. Después, solo en el centro de la pista y bajo la atenta mirada de la estrella de la NBA, Jeffrey exhibió toda su destreza con el balón en las manos. Curry le regaló una de sus bambas antes de fundirse en un abrazo.

 
 

Eso fue hace dos años. Jeffrey Chin tiene ahora 11 años, aunque sigue sorprendiendo a todos. Esta semana participa en el Torneig de Cambrils del TGN Bàsquet. Forma parte del equipo Toulouse Travel Team (TTT), un fijo en la competición tarraconense.

«Jeffrey es famoso en Taiwán, todo el mundo lo conoce porque es buenísimo con el balón en sus manos. Una de mis mejores amigas vive allí y me contó su historia y entonces decidí invitarle a mi proyecto », dice David Fauthoux, máximo responsable del TTT. Jeffrey Chin está en Cambrils acompañado por sus padres. Explica que fue a los cuatro años cuando comenzó a jugar al baloncesto.

"Mi padre me llevó a un parque de Taipei y allí empecé a practicar". Su progenitor Charles Chin relata cómo descubrió que su hijo tenía un talento para el baloncesto. "Un día, sin que nadie le hubiera enseñado nada, comenzó a hacer la araña con la pelota (botar la pelota entre las piernas) y me quedé parado. Lo había aprendido solo, mirando la televisión", dice su padre que jugó al baloncesto, pero a un nivel bajo.

«El baloncesto es un deporte muy popular en Taiwán, hay muchas ligas y campeonatos allí», apunta Amy Lin, la madre de Jeffrey. Según ella, aparte del talento natural que puede tener su hijo, Jeffrey entrena muchas horas y trabaja muy fuerte para tener la habilidad que tiene. Actualmente, además de jugar estos días con el Toulouse Travel Team, Jeffrey milita regularmente en dos equipos deTaipei: su club, el Glory Days Sports (GDS) y el equipo de la escuela Beitou Elementary School.

«Es muy joven, pero le gusta mucho el baloncesto y viendo la progresión que tiene nos gustaría que jugara profesionalmente en algún equipo», dice el padre. Jeffrey tiene claro dónde quiere jugar: «Me gustaría jugar en la NBA. Golden State es mi equipo favorito ». «El equipo de Stephen Curry. ¿Eres amigo suyo?». Jeffrey se gira y sin dudar dice: «Sí».

Temas

Comentarios

Lea También