El play off no espera al Nàstic

Fútbol. El empate y la derrota del Nàstic en sus dos últimos partidos como visitante saca a los granas de la zona alta, aunque está empatado a puntos con el 4º

Juanfran Moreno

Whatsapp
Imagen del empate conseguido hace dos jornadas frente al Sevilla Atlético. FOTO: SEVILLA ATLÉTICO

Imagen del empate conseguido hace dos jornadas frente al Sevilla Atlético. FOTO: SEVILLA ATLÉTICO

Tres de dieciocho puntos posibles es el bagaje del Nàstic como visitante tras sumar solo un punto en sus dos últimos partidos lejos del Nou Estadi en las dos anteriores jornadas. El botín es ínfimo, más si se tiene en cuenta que se jugaba ante dos rivales que no sabían lo que era ganar en casa como Sevilla Atlético y San Fernando. Frente a los hispalenses se mereció ganar por ocasiones, pero frente a los de la bahía gaditana la derrota fue merecida y el resultado podría haber sido hasta peor. Hay dos evidencias que permiten exponer el porqué del mal inicio de temporada como visitante. Una inercia de resultados que obliga a la reflexión, tal y como reconoció ayer el técnico grana.

Raül Agné aseguró hace dos semanas que el equipo había completado el mejor partido de la temporada frente al filial sevillista. Lo dijo sobre todo porque en fase defensiva estuvo sólido y logró desconectar a un equipo siempre con talento como es el hispalense. Toda esta solidez en defensa se diluyó en San Fernando. El equipo grana perdió muchos duelos individuales y dejó lucir el talento de jugadores como Marc Carbó, Juanmi Callejón y Jonathan Biabany.

Lo que más preocupa es que la seguridad defensiva ofrecida en Sevilla fue excepción. El equipo fuera de casa sufre y los datos no mienten. De los seis partidos que ha disputado el Nàstic como visitante, solo en dos ellos ha conseguido dejar la portería a cero. En el resto de encuentros ha encajado y ha ofrecido una sensación de fragilidad evidente. Ante el Castellón se intuyó mejoría y frente al Sevilla Atlético se confirmó. Por eso la derrota y las malas sensaciones defensivas ofrecidas frente al San Fernando suponen un claro paso atrás. Un golpe duro a nivel psicológico. Es cierto que fue una defensa novedosa con Carlos Albarrán y Pol Domingo en el centro de la zaga debido a las bajas de Alex Quintanilla y Marc Trilles. En todo caso, no sirve de excusa, ya que los cuatro defensas que presentó el equipo en el Iberoamericano son de primer nivel.

Que el Nàstic tiene problemas atrás como visitante es una realidad, pero que en ataque está siendo un equipo sin maldad también es obvio. Suma dos partidos consecutivos sin ver puerta y solo ha conseguido marcar en dos partidos de seis como visitante. Son números que reflejan que el equipo no está sabiendo materializar sus ocasiones, aunque frente al San Fernando el problema fue otro. Ante el Sevilla Atlético dispuso de varias clarísimas, pero Fran Carbia no estuvo acertado. Frente al San Fernando solo se tuvo una doble ocasión en la que primero Perales salió vencedor en el mano a mano con el delantero tarraconense y en el rechace Pablo Fernández le pegó perfecto a puerta, pero el defensa del San Fernando sacó el balón de la línea con la cabeza en una acción defensiva brutal.

Lo que más preocupa del último partido lejos del Nou Estadi no es el hecho de no haber marcado, sino no haber generado. El Nàstic fue un equipo plano, sin ideas y que se tuvo que arropar en el juego vertical ante el espesor en el ataque. Esto es una novedad negativa, ya que es cierto que el conjunto de Raül Agné presenta unos insuficientes números ofensivos como visitantes, pero la capacidad de generar ocasiones sí se ha tenido en casi todos los partidos.

El mal camino del Nàstic lejos del Nou Estadi se explica por lo tanto a través de las áreas. En el fútbol hay que dominar en ellas y si no se hace todo es más complicado. En casa se está siendo, fuera no.

A veces este deporte es más sencillo de lo que se piensa. Agné tiene diagnosticados los problemas y ahora tiene que meter el bisturí. Eso sí, antes toca ganar en el Nou Estadi al UCAM Murcia. Allí, con sus más y sus menos, los problemas desaparecen y el Nàstic siempre gana. Suerte de ello.

Temas

Comentarios

Lea También