Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes VERTICAL RUNNING

El reusense que subió el rascacielos más alto de Francia en 5 minutos

El reusense Mikel Besora fue sexto en la ascensión al Tour First de París, de 230 metros de altitud, 48 pisos y 954 escaleras

Francesc Joan

Whatsapp
Mikel Besora, frente al rascacielos Tour First de París. FOTO: Cedida

Mikel Besora, frente al rascacielos Tour First de París. FOTO: Cedida


Mikel Besora ha tenido suficiente con dos carreras del circuito mundial del Vertical Running para demostrar su potencial en una de las especialidades atléticas más exigentes.

Después de ser decimocuarto en su debut, hace dos meses en la ascensión a la Torre Eiffel, su evolución ha dado un paso de gigante de nuevo con París como escenario. Esta vez ha sido sexto de la categoría élite en la subida al rascacielos Tour First, situado en el distrito de negocios La Défense (París) y el más alto de Francia con sus 230 metros. Recorrió sus 954 escaleras y 48 pisos a un ritmo de vértigo, parando el crono con una marca de 5 minutos  y 54 segundos.

El atleta reusense se quedó muy cerca de las posiciones delanteras en una prueba que ganó el italiano Emanuele Manzo (5.03), seguido de Omar Bekkali (5.05), Ignacio Cardona (5.14), Mark Howard (5.31) y Liang Liang He (5.39). Le siguió la también transalpina Valentina Belotti (5.59), séptima en la general y primera fémina. 

Mikel Besora junto al italiano Emanuele Manzo, vencedor de la prueba.

«Cada vez estoy aprendiendo más de los mejores especialistas, mejorando la técnica y llevándome experiencias en la mochila de la vida», explicó tras la prueba parisina Besora. «Estoy un poco más cerca de los más rápidos y sueño algún día con alcanzar la velocidad que han desarrollado a lo largo de su carrera deportiva. Sé que hay que ser paciente, la experiencia es un grado, y seguiré superándome porque es lo que me da vida; los latidos del corazón no tendrían sentido sin un reto que perseguir, un motivo por el cual levantarme cada mañana», añadió, para dedicar su gran carrera a su buen amigo Rafael Navarro López, que se recupera de un percance.

Después de la participación en París su próximo reto será este próximo domingo 3 de junio en el One World Trade Center de Nueva York, donde se levantaban las antiguas Torres Gemelas.

Cerca de su casa los lugares habituales de entrenamiento de Besora suelen ser por ejemplo las 400 escaleras que suben desde el río Brugent hasta la La Riba o las 137 ubicadas junto al Palau de Congressos de Tarragona. O las famosas 1.000 escaleras de Andoaín, en el País Vasco, donde acumuló 10.000 totalizando sus series (5.000 subiendo y 5.000 bajando) en 55 minutos para preparar la ascensión a la Torre Eiffel. También suele realizar series con lastres de un kilo en cada pie que a la hora de competir sin ellos le ayudan a ganar velocidad.

 

Temas

Comentarios

Lea También