Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

El show de Gerard Piqué traspasa fronteras

La rajada del central del Barça contra el Madrid y sus valores tras el Francia-España ha encendido al mundo del fútbol

R.Puentes

Whatsapp
Piqué saluda a los aficionados en un entrenamiento con la selección. FOTO: EFE

Piqué saluda a los aficionados en un entrenamiento con la selección. FOTO: EFE

El prestigioso triunfo de España en París quedó eclipsado por una polémica inesperada. Se insistía toda la semana en que las preguntas fueran sobre la selección española, pero Gerard Piqué se saltó el guión. Dos plantas más abajo de la sala donde Julen Lopetegui atendía a unos pocos periodistas españoles y muchos franceses, el central del Barça se detuvo vestido de calle en la zona mixta, unos metros antes que lo hiciera el pasado junio.

En los ocho días que ha durado la concentración, el central azulgrana no se había asomado a los medios. Tras hablar del partido y bromear con que el sistema VAR había ayudado a España señalando que «se resume en jugar de blanco», le cuestionaron por las declaraciones de Raúl en las que no cerraba la puerta a trabajar algún día para el Barça y si aceptaría un hipotético rol similar en el Real Madrid. Su primera respuesta, aparentemente sincera, fue una bomba. «Yo nunca trabajaría para el Real Madrid. Lo que no me gusta son sus valores. No me gusta ver en el palco del Bernabéu las personalidades que hay y cómo mueven los hilos en este país. La persona que imputó a Messi y Neymar se sienta al lado de Florentino en el palco (en referencia a la abogada del Estado Marta Silva)», proclamó Piqué.

Empezó entonces una especie de interrogatorio-intercambio de pareceres con la prensa que se prolongó durante nueve minutos. «No me gusta lo que transmite el Madrid. Con los jugadores del Real Madrid me llevo fenomenal y juego a las cartas con ellos, pero me preguntas y yo contesto lo que siento». Con cada frase que soltaba Piqué, que miraba a los ojos de los presentes con cara de saber que la había liado. «¿Habláis del 6-1 al PSG y no de cuando el Madrid ganó la Champions con un gol en fuera de juego? Si nos ponemos a tirar atrás...», se defendió, antes de considerar «una barbaridad» la sanción a Messi por parte de la FIFA. «Os gusta mucho hablar del Madrid. ¿Quién me ha preguntado por Raúl y el Madrid? Habéis sido vosotros. Para mí, esto es un show, no me molesta nada de lo que digan y espero que no moleste lo que digo. Hay gente que se lo toma muy a pecho. Se trata de pasarlo bien», respondió.

Piqué negó una posible marca atrás en su idea de dejar la selección. «Es una decisión tomada, muy meditada desde hacía tiempo. Ahora a disfrutarlo muchísimo, hay un gran grupo y un gran míster, somos uno de los favoritos a ganar el Mundial, estamos en el buen camino». La Roja no escapa a las polémicas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También