Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

El tarraconense Ricard Sánchez, campeón de Europa

El futbolista de Sant Jaume dels Domenys no disputó ningún minuto de la final del Europeo Sub 19, en la que la selección se impuso sobriamente a Italia (0-2)

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los jugadores de la selección española celebran el título logrado en Armenia. FOTO: EFE

Los jugadores de la selección española celebran el título logrado en Armenia. FOTO: EFE

España derrotó a Portugal (0-2) con un doblete del valencianista Ferrán Torres en la final del Europeo sub-19 para conseguir su octavo título, la selección que más veces lo ha conquistado, haciéndolo además -por primera vez en su historia- con la misma generación que se alzó campeona con la sub-17 hace dos años en Croacia.

Cuatro años después de que la ‘quinta’ de Marco Asensio, Borja Mayoral, Dani Ceballos o Rodri se coronara en Grecia como la mejor selección menor de 19 años del continente europeo, España ha encontrado en la generación del 2000 un sucesor al trono con un grupo histórico.

España se reivindicó como la federación con más títulos de la competición en su haber -ocho- mientras ratificaba los éxitos acumulados desde las categorías inferiores: España sucede a Portugal como la única generación capaz de ganar el Europeo sub-17 y repetir éxito dos años más tarde en la edición sub-19, previa medalla de plata en el Mundial sub-17 de la India.

La vigente campeona, presente en las tres últimas finales del torneo, cedió ante la madurez del equipo español. Sin la posesión y la comodidad con la que había podido desplegar su juego durante el torneo, los de Filipe Ramos no mostraron argumentos para recuperar el control de un partido que nunca tuvieron en su poder.

Los primeros compases de dominio español, alejando a Portugal del esférico, terminaron por convertirse en la tónica habitual. Con la estrella lusa Fábio Vieira desconectada del juego y la falta de capacidad de robo y recuperación del esférico, Portugal no tuvo respuestas ante una madura gestión del juego y los tiempos de los chicos de Santi Denia. 

El omnipresente Antonio Blanco, acompañado por Moha, permitió que España desplegara su plan de juego habitual desde abajo, siempre con superioridad, para articularse y acelerarse con las recepciones de Sergio Gómez entre líneas.
El del Dortmund apareció, siempre libre de marcas, para controlar, proteger su espacio, darse la vuelta y girar el juego hacia las zonas fuertes de ‘La Roja’: las bandas.

Desde allí, Bryan Gil y Miranda cargaron contra la defensa lusa, con Ferrán Torres rompiendo al área desde la derecha. Un registro que el valencianista no había aprovechado en Armenia pero que sacó a relucir en el día más importante.
El ‘ché’ logró su doblete al rematar dos jugadas marca de la casa del equipo de Santi Denia.

La primera, aprovechando el primer fallo de entendimiento de la zaga portuguesa en el Europeo y empalmando a la red una potente volea con la zurda la ‘enésima’ asistencia de Bryan Gil. El segundo gol que encajaba Portugal en el torneo, y el segundo que le anotaba la selección española -el primero lo marcó Miranda en fase de grupos-. Una superioridad en los primeros 45 minutos que le valió para alzarse campeona de Europa. La generación del 2000 augura un gran futuro para el fútbol español.

Temas

Comentarios

Lea También