Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Jóvenes campeones

Elia Canales, la diana perfecta

Un esguince de tobillo la llevó a probar de casualidad el tiro con arco en unos campamentos en Huesca. Ahora es campeona de España cadete y mundialista

Francesc Joan

Whatsapp
Elia, con la cuerda extendida, apuntando a la diana en el TAU.  Foto: Pere Ferré

Elia, con la cuerda extendida, apuntando a la diana en el TAU. Foto: Pere Ferré

Un esguince de tobillo marcó un nuevo rumbo en su vida. Sucedió hace tres años y medio, en Huesca, en uno de esos campamentos de verano al que suelen acudir los escolares durante vacaciones. Sin la posibilidad de pedalear encima de la bicicleta, como el resto de sus compañeros, los monitores le sugirieron a Elia que pasara el rato con el arco. Que esa otra actividad podría ser una buena distracción a la espera de que mejorara su pie. Ella no se lo pensó dos veces. Lo cogió con descaro. Flexionó la cuerda mientras simultáneamente colocaba la flecha y dirigía la mirada hacia la diana; y la soltó, con la fortuna de que de que se clavó casi casi en el centro. Transcurrió poco tiempo hasta que logró acertar. Pasó tan buen rato que a su regreso a Tarragona decidió buscar el club más cercano para seguir practicando.

Lo encontró cerca del hogar familiar de Els Pallaresos. Ese club fue el TAU, situado en el barrio de Sant Salvador. Allí el entrenador responsable de la tecnificación de la entidad, Santos López, quedó prendado por la facilidad de esa niña que tenía entonces 12 años. Resultaba atípico que a su edad alguien mostrara esas maneras con el arco recurvo (la modalidad del programa olímpico). Así que decidió incluirla en su selectivo grupo de competición.

No se equivocó. Un solo año después, en 2014, Elia ya disputaba su primer Mundial, el de la categoría infantil, en Marrakech (Marruecos). Llegó incluso a comandarlo en las tiradas iniciales, lo que habla por sí solo de su ‘aura’, aunque la falta de experiencia la llevó hasta la quinta plaza final.

Un caso atípico

«Lo normal es que un tirador esté unos siete años practicando hasta alcanzar el nivel que Elia ya tenía con sólo un año entrenando», explica el propio Santos acerca de su pupila.

Desde entonces multitud de éxitos avalan a Elia Canales. Los últimos han sido el título de campeona de España cadete, a los que suma el de Catalunya y el de la Lliga Catalana –sin olvidar que repitió experiencia en el Mundial júnior de 2016 en Nime (Francia), donde llegó a cuartos de final siendo aún cadete- .

La tarraconense compagina sus entrenamientos en el TAU, donde tira al aire libre a una diana situada a 60 metros –la distancia para cadetes- con sesiones en sala en el pabellón de Constantí, donde lanza desde 18 metros integrada también en el nuevo club que se constituyó hace un año en el municipio.

Para ella priman los estudios -cursa 4º de ESO y saca unas notas excelentes- aunque el tiro con arco le permite desconectar. «Lo importante a la hora de tirar es aislarse de todo para poder concentrarse», asegura

Elia Canales, que ha trasladado incluso esa misma pasión a su padre, José –tira en algunos de sus ratos libres-, no esconde su ambición: progresar, acumular experiencia y por qué no, llegar algún día a los Juegos Olímpicos. Sólo existe un precedente en su deporte en la demarcación: Montserrat Martín, de Barberà de la Conca, que acudió a Los Angeles, en 1984.

Temas

  • DEPORTES

Lea También