Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Eloy, un tarraconense al que no hay pez que se le resista

Eloy Martínez ha logrado su primer título de España. Es uno de los practicantes que alcanzan mayor profundidad, siempre a pulmón, gracias a apneas de dos minutos y medio
Whatsapp
Eloy Martínez sostiene en brazos uno de sus espectaculares capturas practicando la pesca submarina, un mero que superaba los veinte kilos de peso. Foto: cedida

Eloy Martínez sostiene en brazos uno de sus espectaculares capturas practicando la pesca submarina, un mero que superaba los veinte kilos de peso. Foto: cedida

Eloy Martínez toma aire, hincha sus pulmones y desaparece mar adentro. Óscar Rodríguez, el compañero que habitualmente le lleva en la zodiac, contempla la escena. Y como siempre imagina, sin equivocarse, cuál será el resultado final: su colega emergiendo de nuevo hasta la superficie, al cabo de un buen rato, arrojando algún pez de tamaño considerable sobre la embarcación.

No se equivoca. La experiencia, la pericia y sobre todo los dos minutos y medio que es capaz de aguantar bajo el agua a pulmón este tarraconense de 40 años le han convertido en uno de los practicantes de pesca submarina que se sumerge a mayor profundidad en España. Puede descender hasta los 50 metros, una distancia al alcance únicamente de los elegidos que en su caso le otorga la posibilidad de poder conseguir varios de los ejemplares marinos más codiciados.

De hecho Eloy es el pescador que tiene más títulos de Catalunya , cinco en total, y cuenta además con un tercer puesto en una manga del Europeo de 2006. A ellos ha sumado recientemente su primer Campeonato de España, el de clubs por autonomías que consiguió en aguas de L’Hospitalet de l’Infant. Una victoria ilusionante que logró formando equipo con el mencionado Óscar, ferrolense afincado en Tarragona, y Manuel González, de Miami Platja, los tres pertenecientes al Club Nàutic Hospitalet-Vandellòs, que le dio la victoria a Catalunya con 33 piezas válidas de 8 especies distintas: 10 tordos, 10 corvinas, 8 sardos, una servia, una dorada, una brava, una gribia y una barracuda.

 

Los trucos

Eloy, cuya actuación fue decisiva, desvela que son varios los aspectos que juegan un papel determinante en la pesca submarina, donde está terminantemente prohibida la utilización de las botellas de aire comprimido y cuyos practicantes se valen únicamente de las aletas, una pistola/fusil y su capacidad pulmonar para pescar. «El reconocimiento de la zona donde va a disputarse el campeonato es fundamental para localizar primero los peces que habitan en cada zona, porque son los que luego irás a pescar. Hay gente que acude incluso quince días antes a reconocer las zonas», explica tras precisar que el área delimitada en el campeonato de l’Hospitalet era de 18 kilómetros. «Luego, en la competición, ya depende de si encuentras o no esos peces, si alguien los pesca antes, y del tipo de agua. En Tarragona, por ejemplo, es muy sucia, y en l’Ametlla de Mar más cristalina», prosigue.

Añade que «en los campeonatos puedes capturar 10 ejemplares por especie y cada uno debe tener un mínimo de medio kilo, es decir que deben ser peces adultos. A mayor profundidad están los ejemplares más preciados, caso de los meros, aunque lógicamente al ir a pulmón debes estar continuamente subiendo y bajando para respirar y no es fácil dar con ellos y capturarlos», precisa.

Entre sus capturas récord figuran un pez limón de 40 kilos; un mero de 27 kg.; un rape de 18 kg.; un dentón de 10 kg.; una lubina de 9,7 kg.; o una dorada de 8.5 kg.

Piezas todas ellas, de las que guarda un especial recuerdo y de las que sobre todo está satisfecho del mero, que habita entorno a los 30 metros de profundidad, y del dentón, una especie «muy escurridiza que se caza al límite», sentencia Eloy.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También