Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes VOLEIBOL

Emociones del último ascenso a Superliga

El CV Sant Pere i Sant Pau disputa una nueva fase de ascenso a la máxima división del voleibol estatal, diez años después de la última vez que logró subir a Superliga en 2007

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Alex Stevovski y Pau Sans bloquean la bola ante la mirada de Gustavo Saucedo (d), en el duelo que lograron el ascenso a Superliga de 2007. Foto: MARTÍ E. BERENGUER

Alex Stevovski y Pau Sans bloquean la bola ante la mirada de Gustavo Saucedo (d), en el duelo que lograron el ascenso a Superliga de 2007. Foto: MARTÍ E. BERENGUER

La última vez que el CV Sant Pere i Sant Pau disputó un play off de ascenso a Superliga fue hace diez años, en 2007. La situación del equipo rojillo poco tenía que ver con la que vive hoy en día. Entonces tenía una plantilla profesional con jugadores de renombre, mientras que actualmente el vestuario cooperativista está formado en su mayoría por jugadores juveniles.

En 2007, junto al SPiSP los equipos de aquella liguilla de ascenso eran el FCBarcelona, el CV Almoradí y el Esquimo Dos Hermanas de Sevilla. El conjunto tarraconense arrolló a sus rivales, al igual que había hecho durante la temporada regular y en la Copa FEV –actual Copa Príncipe que también ha ganado el cuadro cooperativista este año–. No perdió ni un partido.

Respecto al ascenso anterior de 2003 a Superliga en Almoradí, en el equipo de 2007 sobrevivían Alex Stevovski, Enric e Iñaki Bescós, Alex Vadnos y Pau Sans. En equipo rojillo, bajo la dirección de Blas Ortega logró el ascenso matemático en la cuarta jornada del play off en la pista del Barça. El Almoradí acompañó al SPiSP a la máxima categoría hace diez años.

Vlado Stevovski, actual entrenador cooperativista y colocador en 2007, recuerda que «teníamos un buen equipo, con pocos cambios respecto a la plantilla que había descendido la temporada anterior. Muchos jugadores podríamos haber continuado en Superliga pero estábamos comprometidos con el equipo. Fue muy importante mantener el grupo para recuperar la categoría».

El técnico macedonio añade que «el equipo de ahora es muy diferente. Entonces los jugadores eran profesionales con contrato. Ahora, en cambio, son jóvenes que no cobran nada. No se pueden comparar los equipos, aunque las trayectorias fueron similares, con la consecución de la Copa».

Otro de los iconos de aquel equipo fue Gustavo Saucedo. «Guardo un gran recuerdo de aquel año. No perdimos ningún partido, teníamos un grupo muy majo y con muchos nos hicimos amigos», rememora Gus, que continúa: «Conseguir el ascenso en la pista del Barça fue algo muy grande. Además, en aquella época éramos la bestia negra del Barcelona».

Sobre la actual liguilla de ascenso, el legendario opuesto rojillo valora que «la veo este año más igualada que entonces. Quizá el San Sadurniño está un poco más flojo por un par de bajas delicadas, pero tanto Boiro, Sant Pere i Sant Pau como L’Illa Grau estamos muy igualados». Saucedo, que tras su retiro ha vuelto a vestirse de corto con la camiseta del equipo castellonense, rival del cuadro tarraconense en este play off, no esconde su deseo: «Ojalá que suba el L’Illa Grau y el SPiSP».

Otro de los jugadores clave en el último ascenso a Superliga fue Pau Sans. El central aranés explica que «había muy buen ambiente en el vestuario y también con la afición. Recuerdo que en los play off y en algún partido de liga había venido una batucada a animar en la grada». Para Sans, aquella fue su última temporada de rojillo, antes de volver a la Val d’Aran para trabajar en el Registro de la Propiedad: «Ese ascenso fue la mejor manera de despedirme después de cinco años en el SPiSP. El club me hizo un pequeño homenaje e incluso me mantearon».

Pese a las diferencias obvias entre el equipo de 2007 y el de este 2017, el cuadro rojillo tiene como objetivo volver a la élite. Antes, deberá ofrecer su mejor versión en un play off que promete emoción hasta el final.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También