Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En busca de un hito sin precedentes

De la Rosa busca ser la primera persona en hacer la vuelta a la península ibérica en paddle surf
Whatsapp
Antonio de la Rosa ha estado navegando estos días por Tarragona. FOTO: cedida

Antonio de la Rosa ha estado navegando estos días por Tarragona. FOTO: cedida

Antonio de la Rosa (1969, Valladolid) persigue un sueño desde hace ocho años. Fue en el 2009 cuando decidió que hacer la vuelta a la península ibérica en paddle surf iba a ser su reto vital. Si lo conseguía, iba a ser la primera persona en lograrlo. Un hito extraordinario. El 7 de junio de 2017 inició su aventura que se prolongaría durante tres meses. Actualmente, se encuentra rodeando Catalunya. Hasta hoy ha estado navegando por la provincia de Tarragona. Esta tarde tiene previsto llegar a Barcelona para encarar el final de su hito.

La decisión de intentar completar este hito la tomó después de conocer a Ramón Larramendi que había dado la vuelta a la península en kayak. Precisamente, esa era la modalidad por la que antes bebía los vientos el vallisoletano. De hecho, en el 2009 rodeó las Islas Canarias en kayak.
Fue conocer al paddle surf y dejar de lado ésta modalidad a la que tanto tiempo había dedicado en un pasado. «Lo descubrí hace cinco años. Un día vi a un señor en el pantano haciendo paddle surf, me enteré un poquito, practiqué y a partir de ahí me he titulado». 

Preparado para lo peor

Para Antonio de la Rosa no está siendo un reto fácil, asegura que «cada mar tiene lo suyo». «El cantábrico tiene mucho rebote, el agua estaba todavía fría en junio. El atlántico tiene mucho viento. Por último, el mediterráneo es más tranquilo, pero también tiene rachas muy inestables de viento», añade. Sin embargo, De la Rosa destaca que «siempre te planteas lo mejor y lo peor». Por eso, nada del viaje le sorprende para negativo.

Lo que sí que destaca el vallisoletano es los puntos positivos que le está permitiendo conocer este reto. «Lo mejor es estar cada día en el mar, poder estar navegando y salir de mi zona de confort. Y sobre todo la cantidad de amigos que estoy haciendo durante el día. Además, llevo un dispositivo de posición en el que toda la gente puede saber dónde estoy en cada momento», explica el deportista.

Antonio de la Rosa en mar abierto. Foto: Cedida

Completar un reto tan duro como es el de dar la vuelta a la península ibérica comporta una gran preparación tanto a nivel físico como mental. Antonio se define como «una persona muy activa». De hecho, son varios los deportes que práctica a lo largo del año. «No suelo remar de manera diaria, pero sí que práctico diferentes deportes como son las carreras de montaña o el esquí durante el invierno», asegura el aventurero.

Respecto al equipamiento que utiliza, explica que “además de una pequeña balsa de recambio y un remo de repuesto, siempre llevo hidratación de sobras y algo de comida, todo dentro de una bolsa estanca para evitar que se moje. También llevo siempre a mano mis herramientas, que me permiten actuar frente a cualquier imprevisto”

No obstante, De la Rosa destaca que el componente mental también es muy importante a la hora de realizar un hito de estas magnitudes. «Psicológicamente tengo claro mis objetivos, me lo tomo todo con buena filosofía», afirma el de Íscar.

Antonio ya vislumbra el final de su hito. De hecho, tiene pensado completar la vuelta a la península ibérica a finales de la próxima semana. Si nada se tuerce, el vallisoletano sería la primera persona en la historia en hacerlo en la modalidad de paddle surf. La ilusión que transmite con sus palabras refleja que con pasión y esfuerzo todo es posibles.

Comentarios

Lea También