Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El nuevo CR7 juega en Cambrils

En el Mundialito participan varios equipos de la cantera del Sporting de Lisboa, una de las más potentes del fútbol europeo y en la que

Juanfran Moreno

Whatsapp
Imagen de uno de los futbolistas de la cantera del Sporting. Foto: Alba Mariné

Imagen de uno de los futbolistas de la cantera del Sporting. Foto: Alba Mariné

En la 25ª edición del Mundialito que se está disputando esta semana en la Costa Daurada comparece una de las canteras más proliferas y talentosas del fútbol mundial. En ella, se han formado futbolistas de talla mundial como Cristiano Ronaldo, Paulo Futre y Luis Figo entre muchos otros. A día de hoy, Gelson Martins es la gran esperanza de un club asentado en la cúspide del fútbol luso.  

La del Sporting de Lisboa es una cantera que siempre se ha caracterizado por nutrir de manera constante al primer equipo con futbolistas de la base. De hecho, según un estudio del Centro Europeo del Deporte, es la cuarta cantera que ha formado más jugadores profesionales, detrás de las del Ajax, el Partizan y el Barcelona. La temporada pasada, 54 jugadores formados en las categorías inferiores del club lisboeta están en las Ligas europeas, según el club.

Por ello, hay un dato que no sorprende, pero sí refleja la importancia de la cantera del Sporting en el panorama mundial. De la selección de Portugal que logró la última Eurocopa en Francia, 10 futbolistas se habían formado en las categorías inferiores del club lisboeta (Rui Patricio, Cédric, Fonte, William Carvalho, João Mario, Adrien Silva, Nani, Quaresma, Cristiano y Moutinho).

La realidad es que hay un prototipo de futbolista que suele salir de la cantera del Sporting sin aparente esfuerzo. Es como una ley no escrita. El extremo habilidoso con capacidad para desbordar mediante la velocidad y el regate abunda. Figo, Simao, Cristiano Ronaldo, Quaresma, Nani responden perfectamente a los parámetros mencionados.

No es casualidad. Detrás hay mucho trabajo. “El parámetro de evaluación más importante es la relación con el balón. Buscamos egocentrismo y técnica individual porque eso es algo que se tiene o no se tiene. La técnica colectiva y la generosidad en la cancha, en cambio, siempre se pueden enseñar”, explicaba Luis Martins, entrenador de Cristiano en su época de juvenil, segundo de Villas-Boas y, desde este verano, coordinador de Formación a Eleonara Giovio, periodista del País.

Esta es una de las grandes diferencias de la cantera lisboeta respecto a otras de las grandes de Europa como pueden ser la del Ajax o la del Barça. “Más que un sistema de juego les damos principios de juego. Qué hacer cuando se pierde el balón y cuando se tiene. Es una formación alargada para que se adapten a jugar con diferentes variantes”, matiza Martins.

Para explotar todo este talento individual de los 200 niños que entrenan a diario, las instalaciones de la academia del Sporting son más que óptimas. El recinto deportivo situado en Alcohete, Lisboa,  cuenta con tres campos de fútbol de hierba artificial, otros tantos de hierba natural y un recinto cubierto para entrenamiento. El campo de fútbol principal cuenta con gradas para más de mil espectadores. Además, también cuentan con dos gimnasios, zonas recreativas y de ocio con 120 metros cuadrados de bosque donde te podrás encontrar con un lago artificial. El edificio principal de la escuela de 11.000 metros cuadrados de superficie cuenta con infraestructura hostelera, una sala de prensa y un auditorio.

Probablemente, campea por este Mundialito la próxima joya de la cantera lisboeta. Quién sabe si en unos años, el sucesor de Cristiano Ronaldo tendrá en su recuerdo el haber disputado esta competición.

Comentarios

Lea También