Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Enrique Martín: «Hemos perdido demasiado el sitio»

El entrenador del Nàstic reconocía que al equipo le había faltado contundencia y volvía a hacer un llamamiento a la fe en la salvación: «Hay que seguir peleando. Aquí nadie va a bajar los brazos»

Diari de Tarragona

Whatsapp
Enrique Martínez (izquierda) saluda a Fran Fernández, entrenador del Almería.  Foto: La voz de Almería

Enrique Martínez (izquierda) saluda a Fran Fernández, entrenador del Almería. Foto: La voz de Almería

Enrique Martín, el técnico del Nàstic, se movía entre el reconocimiento de la inferioridad en el partido en Almería y un nuevo llamamiento a la resistencia y a la fe para creer en la salvación, a pesar de la derrota y de que la permanencia está más lejos. «En el primer tiempo teníamos la situación bastante controlada y en dos acciones individuales, en dos duelos, no hemos tenido la contundencia que hay que tener», resumía el encuentro el míster navarro. Martín achacó el traspiés a esas dos acciones, «que se podían haber evitado» y que a partir de ahí ya pusieron el partido muy cuesta arriba para los tarraconenses: «Con el 2-0 ellos ya han controlado el partido y el tercer gol nos ha matado». 

Martín definió el segundo tiempo como «un correcalles» y admitió que su equipo no había estado bien: «Hemos perdido demasiado el sitio. Ellos en la transición son muy rápidos y te pueden hacer mucho daño. No había forma, hemos intentado llegar y no hemos estado acertados». 

Una semana más, Enrique Martín volvió a encomendarse al optimismo para seguir adelante pese a la derrota: «Hay que seguir peleando. El sábado ante el Sporting nos toca otra final». A pesar de la mala situación, Martín sigue confiando: «Esto no nos condena. Aún quedan ocho partidos y hay que seguir compitiendo hasta el último día». El próximo encuentro, esta vez en casa, puede servir de nuevo para intentar buscar la victoria: «Ahora hay que preparar bien el partido en casa, con nuestra gent. Esto va a ser muy duro, va a ser muy fuerte de aquí hasta el final». También reconoció que «aquí nadie va a bajar los brazos y hay que seguir peleando». Se encomendó, por último, a ese cálculo de que el Nàstic asumía una Liga de diez partidos: «El mensaje sigue siendo válido. Hemos ganado uno y hemos perdido otro. Tenemos que seguir peleando».  

Temas

Comentarios

Lea También