Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Entrevista a Emilio Viqueira: 'Si hay comunión entre todos, será más fácil salvarnos'

El director deportivo grana da la cara ante la situación actual del equipo, colista y sin haber ganado todavía un partido de los doce disputados

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Emilio Viqueira sigue atentamente un entrenamiento. Foto: lluís milián

Emilio Viqueira sigue atentamente un entrenamiento. Foto: lluís milián

- La pregunta que se hace todo el mundo: ¿Se salvará el Nàstic?

- Estamos totalmente convencidos de que lo haremos. Estamos en una situación que nadie imaginaba, pero lo afrontamos convencidos, con la boca grande, de que lo salvaremos.

 - ¿Por dónde pasa la salvación?

- En el partido del otro día hay una persona (se refiere al colegiado Oliver De la Fuente Ramos) que nos ha unido. Salí con esa sensación. La afición estuvo increíble, los futbolistas implicados, que es lo que queremos. Todos juntos. No estamos abajo por los arbitrajes, ni mucho menos. Estamos ahí abajo por méritos propios, pero hubo una persona que nos unió. Con el ambiente que había en el estadio, la comunión de todos, es muy complicado que no salvemos la categoría. Se ha dado un paso adelante, aún sin ganar.

 - El árbitro desquició a todo el equipo.

- Al equipo, a la directiva y creo que a todos nos sacó de quicio. En toda mi carrera creo que el partido del Llagostera y éste último ante el Mallorca son las únicas dos veces que me he salido del guión templado que trato de mantener. No disculpamos a Lopo, pero lo apoyamos. Porque es un futbolista nuestro, pero es que para sacar a un jugador como Lopo de sus casillas… Los árbitros tienen un acta y lo jugadores no. Si reprodujéramos lo que dijo el colegiado en caliente vendría Antiviolencia. No está bien montado. Aún así, reitero que no ganamos el partido por el arbitraje pero no estamos metidos abajo por culpa de los árbitros.

- Que un equipo lleve 12 jornadas sin ganar y salga entre aplausos del estadio cuesta de creer en el fútbol actual. ¿Qué te dice esa imagen?

- Es una imagen que dice mucho de la afición. Ha entendido de que estamos en un momento complicado. Este es el cuarto año del proyecto y hemos hecho tres años espectaculares y la afición demuestra que sabe apoyarnos en los momentos complicados. Con esa fuerza creo que tenemos muchas posibilidades de salvarnos. Confío en la plantilla.

- ¿A qué se debe este mal inicio, de los peores de la historia en Segunda?

- Llevas tantas semanas abajo que le das muchas vueltas y no le encuentras una razón lógica. A mí no me gusta hablar de la suerte. De los 20 goles encajados muchos son por errores individuales. En este sentido se trabaja cada semana para corregirlos. Lo que tenemos que hacer es cambiar la dinámica.

 - Se habla de mala planificación deportiva.

- Como director deportivo asumo toda la responsabilidad. No tengo ningún problema. Igual que años anteriores se alababa nuestro trabajo ahora se critica. Hemos mantenido el bloque del año pasado y fichado gente nueva que este año no se han aclimatado tan bien como otras temporadas. Es fútbol, pero estoy convencido de que lo sacaremos adelante. Si hay comunión entre la afición y el equipo será más fácil. Confío ciegamente en los futbolistas. Si de verdad pensara que no podemos salvarnos me iría para mi casa y dejaría paso a otra gente, pero no creo que sea así.

- ¿Te arrepientes de haber dejado marchar a algún jugador?

- No. Ahora mismo, sacando un futbolista, que ya está fuera, el resto de los que hemos traído son jugadores contrastados. A día de hoy no han dado el rendimiento esperado pero estoy seguro que nos lo van a dar. Cuando estás en una situación como la nuestra es complicado salir, pero es más fácil con la imagen del otro día. El vestuario está implicado. Los jugadores están sufriendo y se les ve en los entrenamientos y charlas.

- Ni siquiera Emaná o Naranjo.

- Como director deportivo evidentemente que me hubiera quedado con Jose Naranjo, Achille Emaná y Aburjania. ¡Gilipollas no soy! Pero el club tiene unas necesidades. Hay que equilibrar el presupuesto del club.

- Vaya que no estamos para rechazar ofertas.

- Es muy complicado. Ningún equipo de Segunda puede rechazar las cantidades que han venido. Aunque me pusiera cómo me pusiera, los he traspasado y he sido el que ha intentado traer a sustitutos de los que, como director deportivo, soy el responsable.

-¿Cuál es la realidad del Nàstic a la hora de fichar?

- Buscar delantero ha sido difícil. Hemos traído a Uche que era impensable por las circunstancias y nos dará un rendimiento extraordinario. Peleas contra ocho o diez equipos… Pero es que da lo mismo. El ejemplo es Aburjania. No lo conocía nadie y lo hemos vendido por un dineral. Que nadie le quepa duda que antes de traer a un futbolista lo miramos, lo remiramos, le damos diez mil vueltas antes de firmarlos.

- ¿Con tanto cambio, con muchos futbolistas internacionales, se ha perdido la magia que había en el vestuario el año pasado?

- En el fútbol hay ciclos y cada año es diferente. El año pasado todo fue rodado. También tuvimos algún problema en el vestuario pero como estás arriba no se nota tanto. Es normal. Son 25 personas de diferentes padres y madres y siempre hay algo, como el caso de Moha, pero a partir de ahí, el vestuario, todos, están unidos. Si no, ya me conoce la gente de Tarragona, el que no esté implicado se va fuera.

- ¿Qué ha pasado con Rharsalla?

- Queremos futbolistas que estén comprometidos, que sientan y quieran salir de esta situación. Que lleven una vida acorde con la que creemos nosotros debe ser la de un futbolista del Nàstic. A partir de ahí, no está, equivocación mía por haberlo firmado.

- ¿Y el resto?

- Ninguna queja. Se matan por un sitio en el equipo. Tenemos jugadores que en cuanto salgan un poco bien las cosas aportarán mucho. Debemos recordar el ejemplo de Naranjo. Hasta la jornada 11 no jugó y los tres o cuatro primeros partidos todo eran críticas… Se le dio confianza y salió hacia adelante. Creo, y ojalá sea así, que lo mismo le pasará con algún futbolista que tiene que dar un paso adelante.

- Hay fichajes que aún no hemos visto.

- Sí, hay gente que esperamos mucho pero que no han tenido continuidad por lesiones o por decisión técnica. Pero ya no es tanto la gente que viene de fuera, los que estamos de antes no estamos al mismo nivel.

- ¿Qué les pasa a los 'veteranos' del equipo?

- Están cogiendo su nivel. Sufren mucho. Lo único que queda es que el ambiente de casa sea como el del otro día y que se sientan arropados.

- ¿Estarás pensando ya en el mercado de invierno?

- Es inevitable darle vueltas, pero a día de hoy quedan bastantes partidos. Lo que miramos ahora es Miranda. Que ganemos un partido y que nos liberemos todos e iremos para arriba.

- ¿Pero ya hay jugadores mirados?

- Es mi trabajo. Todo el año vemos futbolistas. Pero, repito, como responsable de la dirección deportiva, confío en la plantilla actual. No lo digo por mi cargo, sino porque así lo creo.

- ¿Se ha hablado con Emaná?

- Cuando quisimos que se quedara Achille fue imposible. Tenía una oferta irrechazable. Tengo una relación con él extraordinaria. Vino a Tarragona porque estoy yo. Cuando nos sentemos dentro de un mes ya miraremos qué podemos hacer. Creo que él tiene una predisposición grande, aunque no depende sólo de eso. Tampoco es momento de hablar de Achille porque sería una falta de respeto a los jugadores que están aquí.

- ¿Y Naranjo?

- Jose ha dado un resultado aquí extraordinario pero tiene una ficha inasumible para nosotros. Ojalá, pero queda tanto… Los que están aquí tienen que apretar para que en diciembre no se tome una decisión sobre ellos.

- ¿La confianza en Vicente Moreno es total?

- Llevamos cuatro años juntos aquí. Cuando lo traje me disteis hostias hasta en el carnet de identidad… Cómo no voy a confiar en él. Hemos quedado dos años primeros de Segunda B, porque para mí el primer año lo logramos, y el año pasado nos quedamos a un gol de Primera división… y ahora ¿no voy a estar con él? A parte de ser mi amigo, que nunca lo he escondido, creo que el trabajo que hace es extraordinario. Nos pasamos diez horas diarias en el club, sufriendo. Estoy convencido al cien por cien de que Vicente sacará adelante la situación. Soy consciente de que a día de hoy en cualquier otro club tanto yo como Vicente estaríamos en la calle.

- ¿Por qué no es así?

- Tenemos un presidente que es genial y Rodri, un fenómeno, que nos apoyan.

- Pero la situación normal del fútbol es que ya estuvieran fuera.

- La responsabilidad de hacer un equipo es mía y si en la jornada doce no ha ganado pues lo normal es que el director deportivo y el entrenador se vayan para su casa. Creo que también nos hemos ganado un crédito estos tres años. La afición sabe que nos dejamos la vida y que si después llega junio y las cosas no han ido bien, pues, aún con la pena porque estás aquí en un club extraordinario, pues nos iremos para casa.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También