Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Épica 'made in' Serrallo (CBT 83 - 81 Zamora)

El CBT levanta 20 puntos en contra tras el intermedio para forzar la prórroga y sumar una victoria que aleja fantasmas

Iván Alcalá

Whatsapp
El base cebetista Xavi Hernández fue el mejor jugador del partido. Anotó 25 puntos, con cinco triples incluidos, y repartió 5 asistencias. Foto: Lluís Milián

El base cebetista Xavi Hernández fue el mejor jugador del partido. Anotó 25 puntos, con cinco triples incluidos, y repartió 5 asistencias. Foto: Lluís Milián

 

El Serrallo se había transformado en una olla a presión. El CBT estaba a un paso de culminar una remontada que parecía imposible después comenzar el tercer cuarto 20 abajo. De repente, la frustración se tornó  ilusión. Quedaban 20 segundos para que sonara la bocina. La pelota cayó en las manos de Dani Martínez, que se plantó tras la línea de triples, se elevó con un halo de grandeza y anotó el triple que forzaba la prórroga (76-76). El Zamora se convirtió en víctima del hambre.
Había elegido el mejor día el cuadro tarraconense para tirar de épica. Casi un millar de chavales de la órbita CBT empujó desde la grada en un tiempo extra no apto para cardiacos. Era la puesta de largo del club y el final de partido necesitaba un desenlace de película. A la postre, se llevó la victoria el que menos errores concedió en un partido extenuante. El equipo de Berni Álvarez completó la gesta (83-81) y respira en la tabla. Ya cuenta con una victoria de margen con la zona de descenso.
Sin David Fernández ni Orion, el equipo anduvo perdido medio partido. Xavi Hernández y Ferran Torres fueron la brújula en los momentos más críticos. El base balear tiró de galones y completó un partido para enmarcar: anotó cinco triples y 25 puntos y repartió 5 asistencias para acabar con 29 puntos de valoración. El pívot de l’Hospitalet salvó la papeleta en la pintura en los útlimos cuartos, después de que el Zamora sacara petróleo en esta faceta. Acabó con 12 rebotes y aportó 18 puntos a la causa.
A pesar de que el CBT se mostró especialmente espeso en los primeros dos cuartos, la cosa se puso fea sólo al final del segundo.  A 2:20 para el descanso, el conjunto castellano aprovechó una pájara de los locales para decantar el encuentro en unos minutos en los que no salió nada (30-47). 
Quedaba ver cómo salía el equipo tras el descanso para recuperar la fe. O no. Un triple del Zamora sumado al fatídico final del segundo cuarto completaba un parcial demoledor de 0-17 que llevaba el partido a la máxima diferencia (30-50). Pero cuando más desahuciado estaba el cuadro cebetista, hizo de su necesidad virtud.
 Xavi y Torres, con un parcial de 7-0, mojaron la mecha del Zamora, pero iba a hacer falta mucho más para revertir la situación. Una técnica a Berni y unos pasos muy dudosos de Giménez volvían a tensar la situación. No cayó en la trampa el CBT, que supo serenarse para arrancar la reacción. Un nuevo  parcial de 7-0 entre Xavi y Torres, con una penetración de oro del ‘Tiburón’, acercó a los azulados (46-59, 27’). Besora se sumó a la juerga en los últimos minutos del cuarto. Anotó de tres y robó una valiosa pelota para regalarle una canasta a Salim que rebajaba la distancia por debajo de los 10 puntos (55-64 al final del cuarto).
El base de Valls salió enchufado al último asalto y construyó buena parte de la remontada con su pundonor. Volvió a sumar desde el perímetro y, después de tres minutos, recuperó una pelota para anotar el 62-66. Para entonces, el Serrallo ya estaba volcado. Aun así, el Zamora  no se dio por vencido y encontró en su pívot norteamericano Solarin una fuente de puntos vital (64-73, 37’). Un triple de Martínez y un 2+1 de Xavi iluminaron el camino, que acabó con el triple del canterano y con Marc Giménez fuera de combate en los últimos instantes con una lesión de hombro.
 Ya no se quitó el traje de ganador el cuadro azulado, que le puso más cabeza en los 5 minutos extras y brindó al Serrallo un triunfo balsámico, el quinto del año.

El Serrallo se había transformado en una olla a presión. El CBT estaba a un paso de culminar una remontada que parecía imposible después comenzar el tercer cuarto 20 abajo. De repente, la frustración se tornó ilusión. Quedaban 20 segundos para que sonara la bocina. La pelota cayó en las manos de Dani Martínez, que se plantó tras la línea de triples, se elevó con un halo de grandeza y anotó el triple que forzaba la prórroga (76-76). El Zamora se convirtió en víctima del hambre.

Había elegido el mejor día el cuadro tarraconense para tirar de épica. Casi un millar de chavales de la órbita CBT empujó desde la grada en un tiempo extra no apto para cardiacos. Era la puesta de largo del club y el final de partido necesitaba un desenlace de película. A la postre, se llevó la victoria el que menos errores concedió en un partido extenuante. El equipo de Berni Álvarez completó la gesta (83-81) y respira en la tabla. Ya cuenta con una victoria de margen con la zona de descenso.

Sin David Fernández ni Orion, el equipo anduvo perdido medio partido. Xavi Hernández y Ferran Torres fueron la brújula en los momentos más críticos. El base balear tiró de galones y completó un partido para enmarcar: anotó cinco triples y 25 puntos y repartió 5 asistencias para acabar con 29 puntos de valoración. El pívot de l’Hospitalet salvó la papeleta en la pintura en los útlimos cuartos, después de que el Zamora sacara petróleo en esta faceta. Acabó con 12 rebotes y aportó 18 puntos a la causa.

A pesar de que el CBT se mostró especialmente espeso en los primeros dos cuartos, la cosa se puso fea sólo al final del segundo.  A 2:20 para el descanso, el conjunto castellano aprovechó una pájara de los locales para decantar el encuentro en unos minutos en los que no salió nada (30-47). 

Quedaba ver cómo salía el equipo tras el descanso para recuperar la fe. O no. Un triple del Zamora sumado al fatídico final del segundo cuarto completaba un parcial demoledor de 0-17 que llevaba el partido a la máxima diferencia (30-50). Pero cuando más desahuciado estaba el cuadro cebetista, hizo de su necesidad virtud.

 Xavi y Torres, con un parcial de 7-0, mojaron la mecha del Zamora, pero iba a hacer falta mucho más para revertir la situación. Una técnica a Berni y unos pasos muy dudosos de Giménez volvían a tensar la situación. No cayó en la trampa el CBT, que supo serenarse para arrancar la reacción. Un nuevo  parcial de 7-0 entre Xavi y Torres, con una penetración de oro del ‘Tiburón’, acercó a los azulados (46-59, 27’). Besora se sumó a la juerga en los últimos minutos del cuarto. Anotó de tres y robó una valiosa pelota para regalarle una canasta a Salim que rebajaba la distancia por debajo de los 10 puntos (55-64 al final del cuarto).

El base de Valls salió enchufado al último asalto y construyó buena parte de la remontada con su pundonor. Volvió a sumar desde el perímetro y, después de tres minutos, recuperó una pelota para anotar el 62-66. Para entonces, el Serrallo ya estaba volcado. Aun así, el Zamora  no se dio por vencido y encontró en su pívot norteamericano Solarin una fuente de puntos vital (64-73, 37’). Un triple de Martínez y un 2+1 de Xavi iluminaron el camino, que acabó con el triple del canterano y con Marc Giménez fuera de combate en los últimos instantes con una lesión de hombro.

 Ya no se quitó el traje de ganador el cuadro azulado, que le puso más cabeza en los 5 minutos extras y brindó al Serrallo un triunfo balsámico, el quinto del año.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También