Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Errores que asumir

La plantilla del Nàstic es consciente de que no puede volver a cometer fallos como los que hizo ante el Alcorcón que le costó la primera derrota en el Nou Estadi de la temporada

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Mossa trata de alcanzar un balón que atrapó el meta del Alcorcón. Foto: Lluís Milián

Mossa trata de alcanzar un balón que atrapó el meta del Alcorcón. Foto: Lluís Milián

En Segunda los errores penalizan mucho. Cuestan un ojo de la cara. Al Nàstic, dos pérdidas graves en construcción, le significaron la primera derrota del curso como local. El Alcorcón puso punto final a la histórica racha de casi catorce meses sin perder en el Nou Estadi al estilo de la categoría de Plata, aprovechando los fallos ajenos. «Esto es Segunda: una pérdida nuestra la aprovecha el contrario y nos complica el partido. Hay que ponerse las pilas», decía Mossa, tras el encuentro.

El momento más delicado para perder un balón es en plena salida, con el equipo iniciando la transición ofensiva. Fallar ahí es medio gol. Cuando Óscar Plano inició su conducción cogió a todos los jugadores granas a contrapié. Nadie le salió al paso. Cuando lo hizo Bouzón fue demasiado tarde y el delantero alfarero ya había efectuado su tiro imparable.

El equipo de Vicente Moreno venía ofreciendo una gran solidez defensiva. La volvió a mostrar en los primeros 45 minutos. Pero a los tres de la reanudación, el tanto de Óscar Plano hizo saltar el muro grana que entró en una fase de de cierta permisividad. Los alfareros disponían de mucho espacio para pensar. Y así llegó el segundo gol visitante. Pase hacia atrás de Álex López, con el equipo volcado en ataque, que acaba en pies de David Rodríguez que supera a un benigno Pablo Marí y bate a Reina.

La plantilla tomó buena nota de los errores para intentar que no vuelvan ocurrir en los próximos partidos, pero también destacaron las cosas positivas. «Hasta el descanso teníamos el peso del partido, con algunas ocasiones para adelantarnos. Se ha visto n equipo valiente, con confianza, que ha ido a por el partido desde el primer minuto», señaló Mossa.

Para el lateral del Puig «perder un partido no supone un paso atrás, hay que insistir y seguir igual que hasta ahora».

En la misma línea se mostró Jordi Calavera:«Tenemos que seguir trabajando porque el equipo sabe lo que tiene que hacer y de sobras. Hay que pensar en el próximo partido». El canterano debutó ayer como titular en Segunda, en casa, ante su afición por lo se llevó, pese a la derrota alguna satisfacción:«Estoy contento por este debut y poder ayudar en todo lo que puedo al equipo».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También